EducaciónSociedad

Por nueva estafa en la cartera de Educación bonaerense cayó una falsa docente

La detenida tiene 27 años. Formaba parte de una banda que liquidaba haberes de suplencias de manera irregular durante 2017. Las maniobras habrían afectado en 8.000.000 de pesos al Estado. Una cómplice presentó un pedido de eximición de prisión y hay una prófuga. Habría más involucrados

Una falsa docente de 27 años fue detenida en las últimas horas acusada de integrar una banda que estafaba al Estado bonaerense a través de la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) mediante la liquidación de haberes de suplencias truchos, en un fraude que alcanzaría a los 8.000.000 de pesos, informaron fuentes policiales y judiciales.

El procedimiento estuvo a cargo de la Dirección de Investigaciones Contra el Crimen Organizado, en el que hubo varios allanamientos llevados a cabo en La Plata y Moreno, donde los efectivos apresaron a la sospechosa y secuestraron documentación de interés para la causa, un celular y una tarjeta de crédito.

De acuerdo a la investigación, la mujer detenida integraba una asociación ilícita que realizaba cargas de suplencias de docentes en el sistema de liquidaciones de haberes y les asignaba (a los suplentes) categorías más altas a las tareas que realizaban.

Los casos de fraude corresponden, en su gran mayoría, al segundo semestre del año 2017, y la denuncia fue radicada por la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires que detectó las irregularidades en una auditoría.

En diálogo con este portal, el subsecretario de Recursos Humanos de la DGCyE, Ignacio Sanguineti, explicó que «ni bien se detectaron las irregularidades se inició un sumario y en noviembre pasado la empleada que cometía las estafas fue suspendida». Además, el funcionario agregó que «a partir de febrero de este año funciona el sistema única de novedade de agentes (SUNA) y con él se logró transparencia. Es un método digital que permite a los directivos de las escuelas realizar un seguimiento en tiempo real y simplifica los reportes».

Sanguineti precisó que en la auditoría encontraron que la empleada imputada «inventaba licencias de docentes, sin que ellos sepan, y con su clave informática, en horarios nocturnos cargaba a suplencias con ‘presta nombres’, los que luego con sus documentos cobraban el salario en el Banco».

Fuente:Infocielo

Comenta aquí