Economía

El empleo no creció en los países que implementaron la reforma laboral

Un estudio de la Undav sobre la experiencia en otros países dejó en evidencia que son los ciclos económicos los que afectan los niveles de empleo y no una mayor o menor flexibilidad del mercado de trabajo.

En plena campaña electoral el gobierno de Mauricio Macri volvió a la carga, a instancias de las exigencias del FMI, por la reforma laboral. En tándem, con el empresariado afín salieron a atacar al sindicalismo al tiempo que reclamaron facilidades para poder despedir trabajadores y menos cargas a la hora de contratar.

¿El argumento? El de siempre: así será más fácil crear puestos de trabajo de calidad. Sin embargo la experiencia de los países que avanzaron en flexibilizaciones laborales de estas características echan por tierra este argumento. De hecho, nunca son los sectores trabajadores los que reclaman flexibilizar el mercado del trabajo sino, por el contrario, el empresarial.

Un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) desarmó, una por una, las razones que según oficialismo y empresariado justificarían avanzar por ese camino.

La estrategia del macrismo es sencilla: instalar la idea de que la actual crisis a la que llevaron sus políticas no estaría explicada por la mala gestión macroeconómica sino por una legislación laboral que no se ajusta a las necesidades propias del suglo XXI.

Comenta aquí