Sociedad

El telar de la abundancia: cuál es la trampa de esta estafa repudiable

Disfrazada como una forma sencilla de ganar dinero y camuflada bajo los sentimientos de sororidad y lucha feminista, la propuesta de inversión es un gran engaño que circula desde hace casi un siglo.

Detrás de una invitación a ganar dinero fácil de «mujer a mujer», de «feminista a feminista» o de «sorora a sorora», se esconde una trampa. La crisis económica, el movimiento feminista y la sororidad, son los tres pilares de los que se aprovecha un viejo método de estafas para invitar, convencer y reclutar víctimas.  En el país hubo una mujer detenida en 2016 pero fue excarcelada y la causa quedó en nada. Esta semana se conocieron los cuadernos en los que registró a las personas que reclutó.

El llamado Telar, mandala o flor de la abundancia, es una propuesta de inversión que promete una ganancia del 700% sin esfuerzo, que llega por las redes sociales, mensajes y videos de whatsapp o de boca en boca de personas conocidas. Un sistema piramidal en el que no sólo quien participa puede perder la inversión inicial de 1.500 dólares en algunos casos, sino que también, puede funcionar como parte cómplice reclutadora de futuras víctimas en la cadena de estafa.

Fuego, aire, tierra y agua son los elementos utilizados como escalones en ascendente, de la cadena que hay que trepar creyendo que se va a ganar pero que indefectiblemente tarde o temprano se va a cortar.

Es una flor, es un mandala, es un telar, es una estafa.

La estructura piramidal de la estafa de El telar de la abundancia

¿Cómo funciona?

Primero hay que «dar», luego «atraer» para después «apoyar» y sobre el final supuestamente «recibir». Se paga para entrar, o sea se entregan en algunos casos aproximadamente 1.500 dólares o su valor en pesos, para ingresar al nivel fuego que tiene como objetivo el «dar». Luego hay que «atraer» a otras ocho mujeres más que den para poder subir al nivel «atraer». En este punto la flor, el telar o el mandala se separa en dos grupos de nuevo que lleguen a otra vez dar, atraer, apoyar para que sólo una reciba. Y todo vuelve a empezar…

Las que supuestamente hayan llegado al punto de «recibir» serán las que darán su testimonio, contarán todo lo que recaudaron de sus reclutadas, describirán lo que pudieron comprar con todo eso, invitarán por video a otras mujeres con su «logro» personal pero la flor, el telar o el mandala se romperá y ahí todos los que dieron, atrayeron y apoyaron definitivamente perderán.

O sea, ocho dan para que uno reciba. Es un beneficio sólo para el 7% de sus participantes, manteniendo en camino a cobrar a un 93% de integrantes donde ocho dan y sólo uno recibe.

Una vez que el agua que está en el centro, recibe el dinero de los ocho fuegos, se retira y el esquema se divide en dos nuevas estructuras donde cada uno de los «tierra» se convertirá en el centro de una nueva flor, mandala o telar ocupando el lugar de «agua».

La flor se multiplica, los participantes también y la cantidad de engañados se reproduce sin límites.

¿De dónde viene?

Este fraude es un esquema piramidal que el año que viene cumplirá un siglo. Está basado en un sistema de Carlo Ponzi, un famoso delincuente italiano especializado en estafas, quien murió en 1949. Pero mucho antes de morir, timó en millones a miles gracias al «esquema Ponzi», una estafa de su creación en el que se le paga a los primeros inversores las ganancias de los inversores posteriores.

Al poco tiempo logró engañar a todos convirtiéndose en un hombre adinerado al que consideraron como un exitoso y ejemplar empresario, hasta que de alguna forma fue descubierto, enjuiciado, preso y deportado. Murió en la miseria en Río de Janeiro.

Carlo Ponzi, el creador del «Esquema Ponzi», la base de El telar de la abundancia.

¿Qué pasa en la Argentina?

Hubo decenas de denuncias radicadas en varios departamentos de Mendoza en ese entonces y hasta una mujer policía resultó involucrada. La difusión del sistema en la provincia cuyana favoreció que otras personas se contactaran y que esperan nuevos casos para que la investigación se profundice.

Julieta Magalí Ruiz fue la cabeza de un esquema que llegó a más de 1500 personas en La Rioja y fue la primera mujer detenida en el país. Con 18 años y con el objetivo de instalar su propio estudio de danzas en Chamical, reunió a sus familiares y les propuso ingresar en un Telar de la Abundancia que ella misma organizó y al que entraron más de 1500 personas.

El telar se rompió y todos perdieron su dinero. fue presa y acusada de estafa. Infobae accedió a los cuadernos donde Ruíz había dejado anotaciones, pruebas y el detalle de todos los movimientos como constancias de entregas de dinero y firmas de consentimientos. Hubo más de 300 denuncias y la joven fue acusada de una estafa por más de  7 millones de pesos.

Ruiz fue detenida el 25 de octubre de 2016 luego de haber estado prófuga varios días. Obtuvo prisión domiciliaria por su crítico estado de salud mental y luego de 20 días fue excarcelada. En 2017 dictaron falta de mérito y si bien la joven sigue investigada, continúa en libertad, según confirmó el portal.

La justicia hoy está investigando lo que desde hace ya varios días se supo que comenzó a activarse nuevamente, para llegar a las personas involucradas. En 2016 ya la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) había advertido sobre este fenómeno. por las «posibles consecuencias perjudiciales para el patrimonio» de quienes participaran de esta propuesta de inversión para lograr una ganancia sin esfuerzo.

En aquel entonces, se explicó a través del comunicado del Ministerio Público Fiscal, que «debido a que el dinero ingresado no se destina a ninguna actividad que de por sí produzca utilidades, la posibilidad de obtener la ganancia prometida depende exclusivamente del ingreso de nuevos participantes», que:

-A medida que se van creando nuevos grupos, se van necesitando cada vez más personas para completarlos, lo que aumenta las posibilidades de que el mecanismo se quiebre y se produzcan pérdidas.

-La captación pública de dinero para su colocación en inversiones es una actividad que en nuestro país requiere autorización de las autoridades competentes (como el BCRA y la CNV), quienes controlan el funcionamiento de las entidades a efectos de proteger contra fraudes y abusos.

-Antes de hacer una inversión, es conveniente conocer su funcionamiento, sus condiciones y sus riesgos, así como también obtener información acerca de la seriedad y solidez de quien la administra.

-En caso de ser víctima de una estafa, es posible formular una denuncia penal ante las dependencias del Ministerio Público Fiscal.

La estafa disfrazada de sororidad

La confianza es central para que este sistema de estafa funcione. Engancha primero a través de un discurso feminista y se disemina hasta que se denuncia, sale en televisión, se publica en algún diario o se explica en algún programa de radio y la cadena se corta.

Pero es la crisis, el no llegar a fin de mes y la necesidad de ganar dinero rápido para solucionar ahora los problemas que son urgentes. Es la vulnerabilidad, la desesperación de los otros y el deseo de superarse de uno lo que lleva a algunas mujeres a participar de algo que de buena fe creen como real, gracias a las otras mujeres que basaron el discurso en los supuestos logros, en el feminismo y en la sororidad, porque una mujer le cree a otra.

La flor, el mandala o el telar de la abundancia no es más que una flor de estafa, un mandala de engaño o un telar que te puede atrapar y dejarte sin nada. Eso no es feminismo, eso no es sororo, eso es una estafa.

FUente: CRONICA

Comenta aquí