Sociedad

Pornografía infantil: empieza el juicio al pediatra del Hospital Garrahan

Comienza el juicio a Ricardo Russo, expediatra y director del Servicio de Inmunología y Reumatología del Hospital Garrahan, acusado de «producción, facilitación, distribución y tenencia con fines de distribución de material de pornografía infantil». Si es declarado culpable, Russo podría recibir una condena de entre 6 meses y 6 años de prisión.

El juicio oral y público será llevado adelante por el Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas 6, a cargo del juez Gonzalo Segundo Rúa. Russo es el único acusado en el proceso penal, a pesar de que al inicio de la investigación se denunció que había “una red internacional” que distribuía pornografía infantil. Se prevé que el juicio prestarán declaración más de 50 testigos, 36 de ellos ofrecidos por la querella y la fiscalía y 17 por la defensa del pediatra.

En un comunicado, representantes de la justicia porteña detallaron que está previsto que el debate continúe el 29 y 30 de octubre, y el 4 de noviembre. Sin embargo, añadieron, “es posible, de acuerdo al desarrollo de las audiencias, que tenga que prolongarse en una o dos jornadas más, en cuyo caso tendría lugar los días martes 5 y miércoles 6 de noviembre”.

Las audiencias serán públicas, pero por afectar los derechos de menores de edad “no se permitirá bajo ningún concepto la presencia en la Sala de Audiencias de medios de comunicación ni de público durante la producción de la prueba”, advirtió la justicia porteña.

Russo se encuentra bajo prisión domiciliaria, luego de haber permanecido 99 días en el Complejo Penitenciario de Ezeiza. A principios de julio, la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas había confirmado la prisión preventiva para el expediatra. No obstante, el mismo tribunal le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria dos meses después por considerar que no existía peligro de fuga ni de entorpecimiento de la investigación.

Según la acusación de la fiscal que llevó adelante la investigación, Daniela Dupuy, Russo tenía 847 fotos o videos de menores «en actividades sexuales explícitas o exhibiendo sus genitales con clara connotación sexual». Ese material gráfico involucraba a niños y niñas de entre seis meses y 14 años de edad.

El caso comenzó con la operación denominada Luz de Infancia II, iniciada por investigaciones del área de la norteamericana Homeland Security dedicada a delitos contra niñas y niños y del Ministerio de Justicia de Brasil. Pruebas de tráfico de datos detectados en internet llevaron a las autoridades norteamericanas y brasileñas a informar al cuerpo de investigaciones judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires sobre distribución, a través de la plataforma P2P «E-mule», de materiales producidos a partir de explotación sexual infantil.

El 22 de noviembre de 2018 se realizaron allanamientos en Chaco, Santiago del Estero, Catamarca, Mendoza, Río Negro, Entre Ríos, Santa Fe, provincia de Buenos Aires y Ciudad Autónoma, entre otros lugares. Uno de los domicilios allanados fue el de Russo, donde se secuestraron distintos dispositivos electrónicos, entre ellos, dos notebooks con un total de 778 archivos de imagen y 69 archivos con contenido de pornografía infantil acopiado «con fines inequívocos de distribución», según la imputación de la fiscal.

En mayo de 2019, Russo fue detenido en el estacionamiento del Garrahan. Luego, personal del área de Delitos Tecnológicos de la Policía de la Ciudad realizó un procedimiento en las instalaciones del hospital que incluyó el allanamiento de la oficina que ocupaba el ex pediatra, la requisa de su vehículo particular que se encontraba estacionado en el lugar y la inspección ocular de los consultorios del servicio. Ahí se encontraron más imágenes y videos de las mismas características que aquellos que había en el domicilio del acusado.

Las autoridades del Garrahan aclararon a través de un comunicado que no habían sido notificadas anteriormente “que se llevaba adelante una investigación» hasta el día de la detención de Russo. Además, resolvieron abrir un sumario administrativo y “apartar inmediatamente de sus funciones al profesional involucrado».

El Consejo de Administración del hospital, representado por los abogados María Susana Ciruzzi, Gustavo Enrique Montenegro y Carlos Gabriel Jait, es uno de querellantes en la causa contra el expediatra, al igual que la Asesoría Tutelar en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 2, representada por Rodrigo Dellutri.

Por su parte, la defensa del pediatra Russo, exjefe del Servicio de Inmunología y Reumatología del Garrahan, estará a cargo de Ricardo Mario Izquierdo. El expediatra ingresó a trabajar en 1993 al hospital, donde lo hizo como residente hasta llegar al cargo que ocupó durante diez años.

Fuente: PAGINA12

Comenta aquí