Sociedad

El abogado de la familia de Báez Sosa cree que ya no es necesario romper el pacto de silencio entre los rugbiers

Fernando Burlando dio detalles de su estrategia y adelantó que en 15 días podrían conocerse los resultados de una pericia clave para incriminar a Alejo Milanesi, el único imputado que no fue identificado por los testigos

Fernando Burlando, con Infobae: «El peso de la prueba es contundente»

“Estamos con vos Burlando. Metelos en cana a esos hijos de puta”, le gritan desde un camión al abogado de la familia de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes a la salida de un boliche en Villa Gesell.

El célebre letrado saluda con una mano y comenta que ese tipo de situaciones se han vuelto algo constante en la calle. “El crimen de Fernando ha despertado la sensibilidad de todos, incluso la mía”, asegura Fernando Burlando a Infobae.

La causa avanza a un ritmo vertiginoso y la situación de los diez rugbiers es cada vez más comprometida. Todos excepto uno fueron identificados por los testigos. Varios incluso quedaron registrados en video. Hasta el momento ninguno habló, pero para los abogados de la familia, con las evidencias recolectadas “alcanza para llegar a un juicio y conseguir una condena”. Ya no es necesario lograr que alguno se quiebre y acuse a sus compañeros.

“El peso de la prueba es tan contundente que yo no sé si es tan necesario romper este pacto de cobardes. A mí con lo que tengo me alcanza para llegar a juicio y conseguir una condena. Hay certezas apodícticas”, explicó confiado el abogado.

Por otro lado, adelantó que si el único imputado que no fue identificado por los testigos no explica exactamente dónde estaba al momento del crimen y como sufrió las lesiones que descubrieron en sus brazos también será acusado del mismo delito que sus compañeros.

Al momento de ser detenido, Alejo Milanesi presentaba rasguños lastimaduras “en los antebrazos y en la cara anterior dorsal de la mano”. Sobre todas estas heridas los investigadores realizaron hisopados, que serán contrastados con el ADN que la víctima tenía debajo de sus uñas y con las muestras del resto de los imputados.

Burlando estima que dada la importancia de la causa y gracias al buen trabajo que está realizando la fiscalía, los cotejos podrían están en un “tiempo récord” de 15 días.

El resultado será determinante para la situación de Milanesi. Pero en caso de ser negativo, tampoco le garantizaría la libertad. “La circunstancia de tener lesiones nos alcanza”, insiste Burlando.

En cuanto al resto de los imputados, el célebre abogado no hace diferencias. Entiende que hubo una “autoría funcional” que hace que cada uno de ellos sea igualmente responsable del homicidio de Fernando Báez Sosa. Es decir, si alguno de los detenidos impidió que la víctima sea auxiliada es tan culpable como el que lo pateó en la cabeza. Todos habrían cumplido un rol activo con el mismo fin.

Si bien por el momento se concentran en los diez rugbiers, los abogados de la familia Báez Sosa también están analizando cómo se manejó el poder de policía municipal y los empresarios dueños del boliche.

“En un país tan precario donde se cumple tan poco con los controles, en todo nivel, es muy difícil pero tal vez generar un protocolo para este tipo de situaciones es algo que puede salvar una vida”, argumenta.

Este lunes estará disponible toda la información extraída de los celulares de los imputados. Su contenido podría sumar aún más elementos en su contra.

Mientras tanto la defensa a cargo de los abogados Horacio Henricot y Hugo Tomei analiza todos los videos y prepara la declaración indagatoria que tendrá lugar una vez que se conozcan los resultados de todas las pericias.

Comenta aquí