Sociedad

ODIO Y RACISMO, EN INAUDITA CONFRONTACIÓN CON LAS COMUNIDADES MAPUCHE

Pueblada pretendió desalojar la comunidad Lafken Winkul Mapu, en Bariloche
Por José Guzmán desde Argentina-29 de agosto de 2020

Las comunidades Mapuche vienen siendo atacadas. Recordemos que ya en octubre del 2017 el gobierno de Mauricio Macri dictaminó la orden de desalojar la comunidad Lafken Winkul Mapu, ubicada en las cercanías de Lago Mascardi (Bariloche, Argentina), hecho en el cual fue asesinado por la espalda –impunemente- el joven Rafael Nahuel, por el grupo Albatros de la Prefectura Naval Argentina en medio de una represión desmedida. Brutal represión en la que se dispararon balas de plomo contra toda la comunidad.

En los últimos días medios locales junto a los dirigentes de Bariloche y el Bolsón incitaron a manifestaciones por parte del pueblo en contra de la recuperación territorial, con el apoyo de los diarios Río Negro, Clarín, la Nación y otros medios de comunicación, tales como TN, Canal 6, radio 6, el Cordillerano y Bariloche 2000 .

El temor origina apatía, lo que lleva a un silencioso odio, al que los poderosos saben utilizar muy bien. “Pueblada” se escucha en el aire de la comarca andina, una palabra cuyo significado en este caso no es otro que el odio de clase.

En la localidad de Bariloche un grupo de personas enarbolaron la bandera del odio y del racismo, tal como ocurrió en el municipio de Curacautín (Chile) donde hace poco se escuchó cantar y gritar en tono exacerbado «el que no salta es mapuche” y otro tipo de arengas (en postura notoriamente insultante) en contra del pueblo indígena. En una copia burda de este accionar totalmente repudiable, muchos y muchas, aparentemente con el aval del ministro de seguridad Pérez Esteban y el ministro de gobierno Rodrigo Buteler, como así también, de las punteras políticas, Ines Marabolis (presidenta de la Comisión de Fomento de Villa Mascardi), Clarisa Montenegro y su familia convocaron a hacerse eco el día 29 de agosto de 2020, con una gran aversión contra la comunidad mapuche, en una larga caravana de vehículos (en su mayoría de alta gama).

Comunidad Lafken Winkul Mapu 2

El gobierno provincial a último momento tomó la determinación de prohibir el paso a los manifestantes a la zona cercana a la Lof debido a que en varias redes sociales circuló la información de que los manifestantes estarían armándose, emulando los aberrantes hechos de Chile. A todo esto, desde el ministerio de Seguridad de la Nación se presentó ante la fiscal federal de Bariloche, Silvia Little, una denuncia penal contra “quien resulte penalmente responsable” en calidad de autores, coautores o partícipes por la presunta comisión de los delitos de “instigación a cometer delitos””apología del crimen” y “asociación ilícita”.

Debido a esto, efectivos de la policía rionegrina cortaron el paso en la ruta 40 sur y la caravana de autos no pudo llegar a Villa Mascardi, impidiéndose que decenas de personas enardecidas y sin control se dirigieran hacia el territorio recuperado por la comunidad Lafken Winkul Mapu.

Las falencias de las estructuras sociales que nos deberían contener como sociedad para proteger a los individuos han fracasado una y otra vez con los modelos neoliberales en toda la tierra, ganando, la apatía, el odio y el racismo, un lugar en la sociedad que la vuelve inhumana. Y decimos inhumanos a los que son presa fácil de los lineamientos de las grandes corporaciones ofuscándose con motivos erróneos que van contra su esencia.

El ser humano es gregario por naturaleza, convive en comunidad y la apatía a la que los poderes antropófagos del mundo nos tienen atados, nos vuelve seres individuales e indiferentes. Nos deshumanizamos y vemos en el otro (no a un igual) sino a un enemigo en potencia, que nos podría quitar algo que jamás alcanzaremos.

Sin entender que aquello que los medios hegemónicos al establishment nos incitan a proteger, ese famoso status que se debe preservar, no es más que un espejo de colores banales que utilizan los poderosos y los ricos. ¿Para qué? Para que luchemos entre nosotros, mientras ellos miran desde sus cómodos asientos este teatro del absurdo.

Un teatro del absurdo con fuerzas policiales desplegadas sin sentido. Y ciudadanos enceguecidos por el odio. El odio en contra de aquellos que este sistema pérfido ya utilizó y desechó.

Y lo peor de todo, es que quienes hoy disfrutan ese espectáculo mañana pueden ser ellos mismos quienes sufran los amargos efectos del odio, del racismo y de la discriminación, que siempre deriva en represión.

La represión que inevitablemente siempre deja un saldo de sangre, dolor y muerte.

Entonces ¿la pueblada habrá servido para algo positivo? Rotundamente me parece que no.

———————

*Foto de Portada: www.enestosdias.com.ar

*Foto 2: www.enestosdias.com.ar

Fuente: antimafidosmil

Comenta aquí