Política

Sergio Massa citó a todos los presidentes de bloques

El titular de Diputados quiere dialogar para garantizar que el Poder Legislativo funcione bien los próximos 60 días. “Voy a seguir promoviendo el diálogo más allá de cualquier agresión”, dijo. Juntos por el Cambio anunció que participará de la reunión, pero reafirmó sus reclamos y volvió a pedir sesiones presenciales, pese a que uno de sus legisladores se contagió de covid-19.

El presidente de la Cámara de DiputadosSergio Massa, convocó para este martes a una reunión de Labor Parlamentaria con los presidentes de todos los bloques políticos en busca de alcanzar acuerdos para que funcione el cuerpo y no se paralice el Congreso. Juntos por el Cambio aceptó el convite y declaró su “predisposición al diálogo”, pero a través de un comunicado de su Mesa Nacional retomó sus exigencias de máxima para el funcionamiento legislativo y reclamó “sesiones presenciales” para los temas “conflictivos”. Además, la alianza opositora presentó un amparo judicial para anular la sesión del martes pasado y la prórroga del protocolo para sesiones remotas mixtas que firmaron todas las bancadas, salvo el interbloque de JxC.

La reunión convocada por Massa no será una parada fácil, después que el macrismo cerró el martes pasado de un portazo todas las propuestas del oficialismo tras ocho horas de negociaciones y montó su propio show en el recinto rompiendo el protocolo sanitario de la Cámara baja, que originó contagios en su propia tropa y puso en riesgo la salud de otros, incluidos los trabajadores legislativos.

Los titulares de bloques fueron citados para este martes a las 19 en el Salón de Honor de la presidencia de la Cámara. «Voy a seguir promoviendo el diálogo más allá de cualquier agresión», afirmó Massa en referencia a los ataques recibidos por él y su familia la semana pasada en medio de la sesión. Una frase que repiten sus colaboradores cuando se los consulta por la nueva convocatoria.

Massa llevará una propuesta con tres ejes. Ordenar el funcionamiento parlamentario de las comisiones y el pleno de la Cámara para los próximos 60 días. Continuar con la modalidad del funcionamiento a distancia en comisiones y en sesiones con “agenda definida”, como había condicionado la alianza opositora hasta ahora. Y avanzar en la posibilidad de sesiones presenciales de funcionamiento mixto en las sesiones con temas que JxC califica como “conflictivos”. Una lista que para la alianza opositora incluye la llamada «reforma judicial», la nueva fórmula de ajuste automático para jubilaciones y el presupuesto del año próximo, pero que extenderían a otras iniciativas oficialistas, como el tributo por única vez a las grandes fortunas personales.

De todas maneras, en el bloque oficialista aclaran que no habrá marcha atrás ante cualquier condicionamiento temático que quiera imponer la oposición para sesionar. Tampoco con exponer a los legisladores en medio del recrudecimiento de contagios por la pandemia de covid-19. “Estamos de acuerdo en que todos los legisladores que pueden, porque no tienen enfermedades preexistentes o peligro por la edad, porque el protocolo de su provincia se lo permite, sesionen de manera presencial. Pero de ninguna manera van a imponer que un legislador que tiene 70 años como (José Luis) Gioja, o alguien que tiene una enfermedad preexistente o que no pueda salir de su provincia vaya”, dijo a PáginaI12 una de las autoridades del Frente de Todos.

Después de rechazar en Diputados cualquier propuesta que no concediera todas sus exigencias, la Mesa Nacional de JxC emitió un comunicado en el que llama a un “diálogo para retomar la sensatez política y la cordura institucional”. En una reunión realizada por Zoom, y donde ratificó su apoyo a la estrategia parlamentaria de sus bloques legislativos, la alianza opositora sostuvo que “las autoridades de ambas cámaras del Congreso deberían acordar de buena fe y legalmente nuevos protocolos de funcionamiento, con sesiones presenciales para los temas más importantes y controversiales, como por ejemplo la reforma judicial, presupuesto nacional o la nueva ley de movilidad jubilatoria”.

Aunque el documento comienza con una referencia a “momentos donde millones de argentinos están sufriendo por la amenaza sanitaria y las dificultades para trabajar”, para la alianza macrista “estamos ante una nueva etapa” y “la salida de la crisis generada por la pandemia y la cuarentena necesitará de la colaboración de todos los argentinos”. Nada parece haber cambiado en las exigencias del macrismo, a pesar del aumento de los contagios de coronavirus que ponen en riesgo de colapso al sistema sanitario, con situaciones críticas incluso en propias provincias y municipios que son gobernados por la alianza opositora.

Recurso de amparo

Los presidentes del interbloque de Juntos por el Cambio presentaron ante la Justicia una acción de amparo para que se “declare la nulidad absoluta e insanable de la decisión de Labor Parlamentaria de fecha 1° de septiembre de 2020, que dispuso la prórroga del protocolo de funcionamiento de parlamentario remoto, aprobado el 13 de mayo de 2020 por Resolución HCDN” y de la sesión especial de ese mismo día “llevada adelante por medios remotos”. El escrito que lleva las firmas de Mario Negri (UCR), Cristina Ritondo (PRO) y Maximiliano Ferraro (CC) afirma que en esa sesión “se aplicó el protocolo que había sido inconstitucionalmente prorrogado”, desconociendo la prórroga que suscribieron el oficialismo y el resto de los bloques opositores (salvo JxC) que reunieron el quórum para sesionar. Allí también sostienen que tras negarse a loguearse para el sistema virtual, “el presidente de la Cámara nos consideró ausentes en la sesión, cuando es de público y notorio que estábamos presentes en el recinto”. Un punto que calificaron como “uno de los episodios de mayor gravedad institucional que registra nuestra historia y que ha herido la democracia argentina”.

Fuente: PAGINA12

Comenta aquí