Economía

Cepo al dólar. «Muchas empresas agropecuarias piensan trasladar toda su producción»

El dirigente de la CRA habló para el programa Más Info, por LN+, en el que también estuvo el diputado nacional de PRO Luciano Laspina, quien fue crítico con el ministro de Economía, Martín Guzmá

Las nuevas medidas que rigen sobre las operaciones en dólares desde anoche preocupan a quienes integran el sector agropecuario, principalmente por la disparidad en el precio de la moneda extranjera a la hora de exportar lo producido con respecto al valor para la compra de insumos.

El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, refirió en Más Info, para LN+, que esta decisión «profundiza la mala situación» existente entre los productores y sostuvo que afecta «a todos por igual», aunque asumió que los grandes tienen mayor «respaldo financiero» para sobrellevarlo que los medianos y chicos. «Hay muchas situaciones de los productores que, de acuerdo a la producción y a la situación personal, van a quedar por debajo de la línea de rentabilidad y no van a ser viables de seguir produciendo», advirtió el dirigente.

«Esta situación profundiza la mala situación que ya venimos sufriendo, tenemos un dólar que es el oficial, donde hay que restarle las retenciones e impuestos, con lo que queda un dólar limpio de no más de 58 o 59 pesos, que se utiliza para exportar y vender lo que producimos. Pero cuando salimos a comprar los insumos están valuados en relación a lo que va a ser el dólar libre, con lo cual hay una brecha impresionante, que en definitiva funciona como una retención o impuesto encubierto y deteriora gravemente la rentabilidad», explicó Chemes.

El dirigente rural manifestó que, debido a ello, la importación de insumos «va a ser una situación cada vez más grave» y analizó: «Creo que va a haber una menor aplicación de tecnología y que acudir a otro tipo de tratamientos, otro tipo de labores que no generen consumo de insumos importados, porque va a ser imposible afrontar una situación como la que tenemos adelante».

Por otro lado, Chemes confirmó que hay «muchísimas averiguaciones y muchas empresas agropecuarias que están mirando la posibilidad de conformar sociedades en Uruguay y trasladar toda su producción». Es más, aseguró que también piensan en Paraguay, «sobre todo en el sector ganadero». En cuanto a ello, comentó: «Están mirando a los países limítrofes cada vez con mayor interés porque la inseguridad y la incertidumbre que vivimos en este país hace que la inversión no avance».

Laspina dice que la economía argentina «se acerca al sistema cambiario venezolano»

Quien también participó del debate por las disposiciones comunicadas anoche por el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, fue el diputado nacional de PRO Luciano Laspina, quien en la misma línea que Chemes aseveró que «al menos 25.000 argentinos ya se radicaron fiscalmente en Uruguay y hay 75.000 pedidos de nuevas radicaciones». Sobre ello, detalló: «Se trata de 9600 millones de dólares de activos o inversiones que salieron desde la Argentina hacia Uruguay desde que empezó el cuarto gobierno kirchnerista».

Laspina, quien fue presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados durante la gestión de Cambiemos, cargó las tintas sobre el rol del actual ministro de Economía, Martín Guzmán. Dijo que «desde el punto de vista político fue la principal víctima de las medidas de ayer» y que «sale muy golpeado políticamente de esta situación, dinamitando el único foco de credibilidad que todavía tenía el gobierno con el mercado, los inversores y la sociedad en general».

El diputado, también economista, sostuvo para el programa que conduce Fernando Carnota que Guzmán «el fin de semana había dicho que esas medidas no iban a ir en dirección a endurecer el cepo, sino en mejorar la confianza y la credibilidad, presentando el Presupuesto» y recordó: «Ayer entró la ley de Presupuesto, en el mismo día en que se profundizó el cepo cambiario».

A su vez, añadió: «El ministro Guzmán era la figura más fortalecida, emergente, de un gabinete bastante opaco, que había logrado con la reestructuración de la deuda, sacar pecho y decir ‘acá vamos a ordenar lentamente y tranquilizar la economía’. Eso fue el fin de semana y hoy tenemos una economía que se acerca más al sistema cambiario venezolano, que a la normalización del sistema cambiario que había anticipado el ministro Guzmán».

Laspina sostuvo que «el cepo es una trampa de la cual es cada vez más difícil salir» y que «desde el punto de vista técnico el impuesto es una calamidad». También auguró que «todas estas medidas van a traer una enorme distorsión a la economía y un aumento de la brecha cambiaria».

Fuente: LN

Comenta aquí