Economía

Inflación: las consultoras esperan un incremento del 4% mensual durante el primer trimestre

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó ayer que la variación que registraron los precios minoristas en diciembre fue de 4% y que lo largo de 2020 alcanzó el 36,1%. En ese marco, las consultoras privadas indagadas por Infobae advirtieron por una inflación en alza para el primer trimestre del año con un promedio del 4% mensual.

Para la Fundación Libertad y Progreso, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) pasará de un promedio del 3,5% para el cuarto trimestre del 2020 a 3,9% en el primer trimestre del 2021.

“El 2020 cierra su último trimestre con una inflación promedio de aproximadamente el 3,5% mensual dejando un fuerte arrastre para el inicio de este año. En los próximos meses Argentina convivirá con altas tasas de inflación mensuales que promediarán el 3,9% en el primer trimestre del año. Esto complica aún más la economía agigantando el desafío de revertir el camino por el que transita el país”, destacó.

Iván Cachanosky, economista Jefe en de la Fundación, afirmó que el gobierno continúa tomando medidas de parches en lugar de soluciones de fondo, en relación con los controles de precios. “Se cuestionó que el aumento de prepagas sea menor y se debate si dar marcha atrás o no con el incremento de tarifas. Todo esto, en un contexto de año electoral”, analizó y agregó que “se ve claramente el tironeo entre el FMI, que le sujeta el brazo al ministro de economía Martín Guzmán para que reduzca el déficit fiscal en el 2021, y el ala kirchnerista de la coalición gobernante, que le tira del otro brazo para patear todos los ajustes para después de las elecciones”.

En tanto, el economista Diego Piccardo sostuvo que “Argentina estará destinada a convivir con altos niveles de inflación siempre que el déficit fiscal se encuentre presente”. Asimismo, sostuvo que las fuentes de financiamiento “brillan por su ausencia” por los desequilibrios macroeconómicos por lo que se continúa siendo altamente dependiente de la emisión monetaria por el momento.

El problema es que, la economía difícilmente resista los mismos niveles de emisión del 2020 en el corriente año, por lo que una fuerte emisión tendrá un correlato más fuerte en la inflación en el 2021”, aseguró.

En ese sentido, los economistas anticiparon que el 2021 será un año desafiante en materia inflacionaria. Y añadieron que el gobierno puede optar por encarar el desafío con medidas superficiales de corto plazo como los controles de precios y el congelamiento de tarifas, con instrumentos que ya han fracasado en el pasado; o aprovechar la negociación con el FMI para presentar un plan económico que inspire confianza y donde exista un sendero decreciente del déficit fiscal para sanear de manera consistente el flagelo de la inflación.

PAra la Fundación Libertad y Prgreso, el Gobierno debe aprovechar la negociación con el FMI para presentar un plan económico que "inspire confianza y donde exista un sendero decreciente del déficit fiscal para sanear de manera consistente el flagelo de la inflación". REUTERS/Remo CasilliPAra la Fundación Libertad y Prgreso, el Gobierno debe aprovechar la negociación con el FMI para presentar un plan económico que «inspire confianza y donde exista un sendero decreciente del déficit fiscal para sanear de manera consistente el flagelo de la inflación». REUTERS/Remo Casilli

En tanto, según Empiria, la consultora que dirige el ex ministro de Economía Hernán Lacunza, la inflación viene subiendo desde mitad de 2020, a pesar de que las tarifas están congeladas, la actividad alicaída y las restricciones a la circulación también afectan a la del dinero.

Se esperaría que esta aceleración de la inflación continúe en el primer trimestre del 2021, ya sea por una mayor circulación del dinero e incremento de la actividad así como también por revisión de precios de algunos bienes y servicios que se habían mantenidos casi inalterados durante el año (Consultora Empiria)

Esto se debe a un sobrante de pesos, producto de la desbocada emisión monetaria, que repercute tanto en los precios al consumidor como así también en el mercado cambiario, presionando a la brecha y obligando al Banco Central a vender reservas”, analizó.

En este sentido, destacó: “Se esperaría que esta aceleración de la inflación continúe en el primer trimestre del 2021, ya sea por una mayor circulación del dinero e incremento de la actividad así como también por revisión de precios de algunos bienes y servicios que se habían mantenidos casi inalterados durante el año”.

Cabe recordar que el ministro de Economía, Martín Guzmán, al participar de un encuentro realizado la semana pasada en la Universidad del Comahue, en Neuquén, aseguró que “las políticas de precios e ingresos son necesarias para coordinar expectativas”, y como tales “se van a usar en 2021 como parte de un esquema integral para atacar el problema de la inflación”.

Por otra parte, los consultores económicos que participaron del Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que realiza el Banco Central estimaron que la suba del Índice de Precios al Consumidor (IPC) para los meses del verano estará en un promedio de 4% mensual, a un ritmo de 60% anualizado.

A su turno, el economista Camilo Tiscornia dijo a Infobae que para enero espera una inflación de 4,5%, de un 2% para febrero y de 3,5% para marzo.

La suba de precio de la carne en los últimos meses sigue siendo uno de los componentes principales de la inflación en el rubro alimentos . EFE/Cézaro De Luca/Archivo
La suba de precio de la carne en los últimos meses sigue siendo uno de los componentes principales de la inflación en el rubro alimentos . EFE/Cézaro De Luca/Archivo

“Para el trimestre daría un 10,5%. Varios ítems de la inflación núcleo se están acelerando bastante. Es el caso de los alimentos, la carne principalmente”, afirmó. Y agregó que siguen subiendo los precios de los autos y los electrodomésticos y eso hace que se establezca un piso para la inflación bastante alto.

“En enero tenés el efecto del turismo y hay un pico por las vacaciones. Y en marzo hay un pico inflacionario por las clases. Queda en el medio qué puede pasar con las tarifas. No parece que el gobierno las vaya a modificar. Históricamente febrero ha sido un mes en el que ha aumentado la electricidad así que habrá que ver qué pasa”, remarcó.

Para Claudio Caprarulo, economista jefe de Analytica, en el primer trimestre la inflación promedio será del 3,6% mensual, “impulsada por la inercia que deja la aceleración en los últimos meses de 2020, una menor demanda de pesos que va a presionar sobre el tipo de cambio, el salto en el precio de la carne durante diciembre y mayores aumentos en precios regulados”.

Asimismo, destacó que las paritarias que están cerrando por debajo de la inflación esperada y jubilaciones que empiezan a ajustar por salarios y recaudación, son factores que le van a quitar presión a los precios a lo largo del año.

Por último, Federico Moll, economista de Ecolatina, dijo a Infobae que de cara al primer trimestre no ven que la inflación que perfore el piso del 3%. “Va a depender mucho de lo que pase en el mercado cambiario”, aseguró.

Fuente:Infobae

Comenta aquí