Sociedad

La Policía de la Ciudad reemplaza a Prefectura en la seguridad de Puerto Madero, Zavaleta y 21-24

El control de la seguridad de los barrios Puerto Madero, Zavaleta y 21-24 quedará en manos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires en el transcurso de esta semana, cuando la Prefectura Naval Argentina (PNA) haga efectivo el traspaso de esas zonas que hasta el momento estaban bajo su dominio. El cambio se producirá tras un acuerdo entre Nación y Ciudad que llega luego de un año de negociaciones y este lunes está previsto que Sabina Frederic y Diego Santilli, titulares de las carteras de Seguridad de cada jurisdicción, se reúnan para cerrar los detalles finales y oficializar el traspaso que comenzará a efectivizarse a partir del martes.

Las negociaciones para el traspaso del control de la seguridad en Puerto Madero, Zavaleta y 21-24, comenzaron hace poco más de un año, en el marco de la primera reunión del Consejo de Seguridad Interior realizada en Tucumán, donde los representantes de los ministerios de Seguridad de Nación y Ciudad se comprometieron a iniciar el proceso de transición. Tras ello, a lo largo de 2020 se sucedieron múltiples reuniones entre los equipos técnicos ministeriales y este lunes, cuando los titulares de las carteras se reúnan, quedarán oficializados los detalles del acuerdo que desde los dos sectores catalogan como un «traspaso consensuado«.

Ya el pasado primero de febrero, en la última reunión realizada por este tema, el vicejefe de Gobierno porteño, a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad, había confirmado que en marzo la Policía de la Ciudad asumiría «la facultad de la seguridad en Puerto Madero y en el barrio Zavaleta«. En el caso de Puerto Madero, a partir del martes la Ciudad desplegará más de 250 efectivos de la Policía porteña y tiene planificada la construcción de un centro de monitoreo propio, ya que el que era utilizado por Prefectura pertenece a una empresa privada. Además, la Comisaría Vecinal 1E, ubicada en el cruce de las avenidas Huergo y Juan de Garay, será la responsable de la zona. En tanto, la PNA seguirá a cargo del control del tránsito y la seguridad fluvial de Puerto Madero.

Por su parte, aunque los detalles serán oficializados luego de la reunión ministerial, a los barrios Zavaleta y 21-24, que reúnen aproximadamente 45 mil habitantes, llegarían más de 350 efectivos de la Policía de la Ciudad para reemplazar a los prefectos que trabajan en el lugar. El traspaso del control de los dos barrios linderos, ubicados en Barracas y Nueva Pompeya, estaba pendiente desde que en el año 2017 Mauricio Macri dejara sin efecto el denominado «Plan Unidad Cinturón Sur«, por el que efectivos de la PNA habían llegado a esos barrios en 2011.

A través de un decreto firmado por el exPresidente y la exministra de Seguridad Patricia Bullrich en el mismo año en que la Policía de la Ciudad comenzó a operar, se había dispuesto que la seguridad de los barrios comprendidos en «Cinturón Sur», como así también la de los comprendidos en el «Operativo Centinela», quedara a cargo de la fuerza policial porteña. Ahora, según dijeron a este diario fuentes de la cartera nacional, también comenzarán a producirse cambios en el control de la seguridad del barrio 1-11-14 donde los efectivos federales, en ese caso de Gendarmería, continuarán con su despliegue pero se sumará presencia de la Policía porteña.

Fuente:Página12

Comenta aquí