Mundo

Tras el rechazo al Brexit, Theresa May hundió a su Gobierno en la peor derrota desde 1924

Ese año el entonces primer ministro británico Ramsay MacDonald fue destituido luego de perder tres votaciones seguidas en el Parlamento. El futuro de la líder conservadora.

Lo que pasó en el Parlamento británico no se veía desde hace casi cien años. El revés que tuvo el gobierno de Theresa May es solo comparable con lo que pasó en 1924, durante la gestión de Ramsay MacDonald. La primera ministro del Reino Unido quedó al borde de la expulsión de sus funciones, el eventual próximo paso que pueden tomar los legisladores durante la «moción de censura» que ya se presentó.

El antecedente a la dura derrota de May ocurrió en 1924, cuando MacDonald, del Partido Laborista, perdió tres votaciones seguidas por 166, 161 y 140 votos. En ese momento el funcionario impulsó una serie de reformas sobre la construcción de viviendas sociales, entre otros temas. La estocada final de los conservadores la dieron cuando decidieron removerlo entre acusaciones de apoyos comunistas: su primer gobierno duró solo nueve meses y fue reemplazado por Stanley Baldwin.

Ramsay MacDonald fue primer ministro del Reino Unido en dos oportunidades.
Ramsay MacDonald fue primer ministro del Reino Unido en dos oportunidades.

La crisis política actual tiene un hilo conductor con el pasado, pero a la inversa. Esta vez quienes están en el poder son los conservadores que sufrieron un duro revés en el Parlamento por intermedio de los laboristas y otras fuerzas: en pocos minutos la votación en contra del Brexit sumó 432 intenciones, mientras que a favor solo tuvo 202 votos.

Por partidos, 196 conservadores, tres laboristas y tres independientes respaldaron a May mientras que 248 laboristas, 118 tories, 35 del Partido Nacionalista Escocés (SNP), once liberales demócratas, diez legisladores del Partido Unionista Democrático (DUP), cuatro parlamentarios galeses, un verde y cinco independientes dijeron que no.

«Está claro que los diputados no apoyan este acuerdo. No obstante, la votación de esta noche no nos dice nada sobre qué apoya, ni siquiera si pretende honrar la decisión que la gente tomó en el referéndum (de 2016)», afirmó May en sus primeras palabras al Parlamento.

La líder conservadora les exigió a los legisladores que aclaren «lo antes posible», tanto a los ciudadanos británicos como a los ciudadanos de la Unión Europea qué camino quieren seguir. «Les pido que escuchen al pueblo británico, que quiere este tema resuelto, y que trabajen con el Gobierno para conseguirlo», remarcó.

Si los legisladores que votaron en contra apoyan la moción de censura presentada contra May, la primera ministra del Reino Unido podría ser destituida de sus funciones este miércoles. De no ser así, el actual Gobierno tendría un plazo de 14 días para ganarse la confianza del Parlamento. En el caso de que no lo consiguiera, habría elecciones anticipadas.

Tanto el Partido Nacionalista Escocés (SNP) como el Partido Liberal Demócrata anticiparon que apoyarán la moción de censura contra May, si bien el norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), socio parlamentario de los conservadores, insistió esta semana en que no planea respaldarla. Sin el apoyo del DUP, clave para formar mayorías en los Comunes en esta legislatura, la moción de censura tiene pocas chances de prosperar.


Fuente: TN

Comenta aquí