IgualdadSociedad

Habló Juan Ignacio Buzali, el esposo de Carolina Píparo: “¿Quién está preso en este país por lesiones leves, por 4 puntos de sutura?”

Así, la medida que dictó la prisión preventiva fue dispuesta por la jueza de Garantías Garmendia al hacer lugar al pedido de la fiscal del caso, María Eugenia Di Lorenzo. La magistrada consideró que “sin importar las consecuencias de su accionar y con claro desprecio por la vida ajena y debiendo representarse el resultado muerte, embistió con el frente de su vehículo el sector trasero del motovehículo que transitaba delante suyo y en la misma dirección”.

Sobre ese momento, Buzali admitió que sabía que había chocado a la moto, pero que no imaginó que los había herido. “Yo había sentido el impacto de un choque, sí. No pensé que alguien estaba en riesgo de vida. Eso es que se le vino a la mente a ella (a la fiscal)”, dijo.

“Nunca me imaginé preso. No pueden entender por qué estoy preso. Estoy acá adentro, veo que mis hijas me hablan por zoom, empiezan el colegio y estoy acá”, dijo Buzali mientras lloraba. “Y yo estoy acá adentro y no puedo salir. Mi mujer no da más. Yo soy una persona de clase media. Me quedé sin ingresos, porque me suspendieron en el trabajo, lógicamente. Tengo que pagar abogado, tarjeta, colegio y no puedo acceder a mi sueldo”.

En la resolución que dictó su prisión preventiva, el magistrado consideró también que en la causa está acreditado que Buzali persiguió “a gran velocidad y por varios metros a las víctimas y a otros motociclistas que se encontraban desplazándose en moto por delante de su vehículo”.”Cuando los tuvo a su alcance, pudiendo realizar otra maniobra, los embiste sorpresivamente con la parte delantera de su automóvil y más precisamente en su sector medio, en la zona trasera del motovehículo colisionado”, detalló.

Buzali al momento de su detención (Aglaplata)Buzali al momento de su detención (Aglaplata)

También tuvo en cuenta la conducta asumida luego de eso “ya que lejos de detenerse, llamar a la policía y preocuparse por los jóvenes a los que atropelló, huyó del lugar a gran velocidad, no mostrando interés respecto a si alguno de los sujetos pudiera haber quedado atrapado debajo del vehículo”. ”Demostró con ello un total desprecio por el resultado de su accionar, quedando ello de manifiesto no solo con la falta de asistencia a las personas que arrollara, sino también por haberse dado a la fuga del lugar”, precisó.

“La vi a ella con el revólver en la cabeza y dije: ‘Otra vez no nos puede estar pasando esto’”, dijo Buzali sobre aquel momento que protagonizó el 1° de enero a la madrugada. Con respecto al caso, dijo:“No puedo entender cómo el Estado estuvo ausente, cómo llamé más de 6 veces al 911, que no llegó y tardó una barbaridad antes, durante y después. Ahora cuando me tuvieron que venir a buscar y hacer ese show mediático sí estaban preparados”.

Fuente:Infobae

Comenta aquí