Mundo

Filtración del Kremlin apunta a que Putin apoyó la campaña de Trump

Una investigación del diario británico The Guardian reveló la trama de espionaje autorizada por el presidente ruso Vladimir Putin para apoyar en 2016 la candidatura del republicano Donald Trump, a quien el Kremlin consideró “mentalmente inestable”.

En una reunión a puerta cerrada del consejo de seguridad nacional de Rusia, Putin autorizó una operación secreta de espionaje. Según el documento nº 32-04 \ vd, el encuentro tuvo lugar el 22 de enero de 2016 y participaron el presidente, sus jefes de espionaje y otros altos cargos.

«Acordaron que una Casa Blanca de Trump ayudaría a asegurar los objetivos estratégicos de Moscú, entre ellos la ‘alteración social’ en Estados Unidos y el debilitamiento de la posición negociadora del presidente estadounidense”, reveló este jueves el matutino The Guardian.  En ese momento, a inicios de 2016, Trump ya era el candidato favorito dentro del partido republicano. Un informe elaborado por el grupo de expertos de Putin recomendaba a Moscú utilizar “toda la fuerza posible” para asegurar el triunfo del magnate estadounidense.

“Se entiende que las agencias de inteligencia occidentales tenían conocimiento de los documentos desde hace algunos meses y los habían examinado cuidadosamente”, aseguró el medio británico que calificó la filtración de “muy inusual desde dentro del Kremlin”. Según los expertos consultados por el diario, los documentos parecen ser auténticos, “el tono y la la idea en general son consistentes con el pensamiento de seguridad del Kremlin”.

Consultado por The Guardian, el portavoz presidencial, Dmitri Peskov, dijo que la idea de que los líderes rusos se habían reunido para acordar apoyar a Trump a principios de 2016 era una “gran ficción barata”.

El documento filtrado también incluye una breve evaluación psicológica de Trump. La descripción del Kremlin lo resume así: “individuo impulsivo, mentalmente inestable y desequilibrado que sufre de un complejo de inferioridad”. Además, el informe hace referencia a material que potencialmente podía comprometer al entonces futuro presidente de Estados Unidos, y que fue obtenido durante «visitas no oficiales de Trump a territorio de la Federación Rusa».

La llegada de Trump a la Casa Blanca “conducirá definitivamente a la desestabilización del sistema sociopolítica de EE.UU”, predice el texto con fecha del 22 enero de 2016. El autor del texto filtrado esVladimir Symonenko, un alto funcionario del departamento de expertos del Kremlin, cuyo objetivo es proporcionar al presidente de Rusia informes y material analítico, algunos basados en inteligencia extranjera. Unos días antes, el 14 de enero, Symonenko elaboró un resumen ejecutivo de tres hojas donde incluía conclusiones y recomendaciones de su equipo.

Si bien el documento no nombra a Hillary Clinton, rival de Trump en los comicios de 2016, sugiere el uso de recursos mediáticos para socavar a las principales figuras políticas de Estado Unidos. Después de la reunión del 22 de enero, Putin emitió un decreto mediante el cual creó una nueva y secreta comisión interdepartamental para concretar los objetivos dispuestos en la “parte especial” del documento nº 32-04 \ vd.

Semanas después de la reunión del consejo de seguridad, hackers del GRU (servicio de inteligencia militar de las Fuerzas Armadas rusas), interrumpieron los servidores del Comité Nacional Demócrata (DNC) y seguidamente publicaron miles de correos electrónicos privados en un intento de perjudicar la campaña electoral de Clinton. Según el matutino, Trump no respondió a la solicitud de comentarios tras las nueva revelación.

Fuente:Página12

Comenta aquí