Mundo

La extrema derecha logró su cometido y en España le quitaron el nombre del “Che” Guevara a una calle y a un parque

En una nueva avanzada de odio, la extrema derecha española decidió sacar el nombre de Ernesto «Che» Guevara de una calle y de un parque en el ayuntamiento de Zaragoza, en el noreste de España. Pese a la negativa de los ciudadanos, las autoridades locales cedieron ante Vox.

La medida había sido aprobada en 2019, luego de que Jorge Azcón, del Partido Popular (PP), asumiera la alcaldía. En aquel momento, la agrupación de ultraderecha Vox pedía iniciar «de inmediato los trámites para retirar el nombre» a la plaza y la calle porque su presencia en el nomenclátor «deshonra» a la ciudad. Sin embargo, desde el PP se planteó la propuesta de crear una comisión técnica que estudiase el caso.

Una iniciativa que quedó en la nada después de que el partido ultraderechista amenazara al Ayuntamiento –conformado por PP y Ciudadanos con el visto bueno de Vox– con retirar su apoyo durante el siguiente mandato si no desaparecía el nombre del «Che» del mapa de la ciudad.

Así fue que, el pasado 25 de junio, la vicealcaldesa de Zaragoza Sara Fernández (Cs) aseguró que cumpliría su “compromiso” y retiraría el nombre del Che Guevara del parque del Actur y de su calle contigua.

En tanto, este jueves se anunció que la calle bautizada «Comandante Ernesto Che Guevara» pasará a llamarse Ana María Suárez López, en homenaje a una víctima del terrorismo yihadista, asesinada en Cambrils, Tarragona, en agosto de 2017.

Mientras que, el «Parque del Che Guevara» ahora se llamará «Parque de Teresa Perales Fernández», en honor a la nadadora paralímpica que hace poco fue reconocida con el Premio Princesa de Asturias de los Deportes.

Los dos homenajes al guerrillero argentino habían sido votados durante los años de gobiernos de izquierda en la capital de Aragón. La calle fue elegida en 1988, cuando era alcalde Antonio González Triviño; y el parque en febrero de 2006, cuando estaba al frente del Ayuntamiento el exministro y juez Juan Alberto Belloch.

Repercusiones

Apenas se conoció la resolución, Vox salió a vanagloriarse y criticar al líder de la Revolución cubana. «Era un psicópata que dirigió un campo de concentración. No es ético que un personaje así dé nombre a un espacio público», señaló Julio Calvo, portavoz municipal de Vox y ex concejal en Zaragoza, autor de proyectos repudiables como matar a los perros abandonados «porque mantenerlos vivos sale caro».

En tanto, desde la asociación de vecinos Actur-Rey Fernando, que ya se habían manifestado en contra del cambio, reiteraron su negativa y explicaron que «siempre han presumido de que el consenso y la participación ciudadana han sido las claves para nombrar las calles de este distrito zaragozano», en el que se encontraba la zona verde y la calle en litigio.

«Han roto el consenso por una cuestión de ideología. Vox está llevando al equipo de gobierno a sus posiciones y eso está fastidiando la convivencia en el barrio, en el que no había habido ningún problema en los últimos veinte años”, explicó Paco Lozano, presidente de la asociación de vecinos y criticó la iniciativa de la ultraderecha. Al mismo tiempo, recordó que desde los primeros años 80 «el consenso ha sido tal que los del Actur podíamos presumir de los nombres de nuestras calles y parques».

«Ahora nos encontramos con una moda nueva que es la de intentar romper consensos con propuestas que más parecen buscar el enfrentamiento y enrarecer la pacífica convivencia que siempre ha habido en este barrio en torno a ciertos temas», añadió Lozano, al tiempo que advirtió de que «estaremos frente a iniciativas que vayan a romper la convivencia social del barrio con polémicas interesadas como la del cambio de nombre del parque Che Guevara, que no viene a cuento».

En ese mismo sentido, Pedro Santisteve, portavoz de ZeC (Zaragoza en Común) aseguró que «ceder a las presiones de Vox con el cambio de nombre del parque y de la calle supondría quebrar consensos históricos en el ayuntamiento». Mientras que, Amparo Bella, edil de Podemos, calificó de «muy preocupante» la decisión de Fernández, con la que el equipo de gobierno «vuelve a ceder a las exigencias de la ultraderecha. Frente a la posibilidad de alcanzar consensos, prefiere nuevamente elegir la confrontación».

No es la primera iniciativa de Vox contra el «Che» Guevara. En 2019, Rocío Monasterio, actual presidenta de Vox en Madrid e hija de padre cubano y madre española, propuso que se elimine el busto en honor al guerrillero en Leganés o que se ponga una placa con el listado de todas las personas que asesinó.

Fuente:Página12

Comenta aquí