Medio Ambiente

Locura humana: Los satélites confirman que la deforestación en la Amazonia sigue fuera de control

La organización Greenpeace advirtió que «si el Senado brasileño aprueba la ley de acaparadores de tierras, el colapso de la Amazonía se precipitará, destruyéndose partes de la selva tropical que son clave para prevenir los peores escenarios de emergencias climáticas y de biodiversidad». El Instituto Brasileño de Investigaciones Espaciales (INPE) ha hecho públicos los datos de deforestación entre agosto de 2020 y julio de 2021, registrándose una pérdida de 8.712 kilómetros cuadrados (Km2), la segunda mayor cantidad de deforestación anual jamás medida por el sistema de alerta DETER-B.

«Tras el proceso de desmantelamiento de las leyes de protección ambiental, el gobierno de Jair Bolsonaro y el congreso brasileño están tratando ahora de recompensar a los que practican la deforestación ilegal y el robo de tierras», ha afirmado la portavoz de Greenpeace Brasil, Cristiane Mazzetti, quien ha añadido que «esto empeorará la actual crisis climática y de biodiversidad».
Según ha informado este viernes Greenpeace, el pasado martes la Cámara de Diputados de Brasil aprobó el proyecto de ley PL2633, «una legislación que quiere legitimar el acaparamiento de tierras públicas» y que para la ONG «está directamente relacionada con la deforestación de un tercio de toda la superficie que pierde la Amazonia brasileña».
«A pesar de las recientes promesas de Bolsonaro de abordar la deforestación ilegal, y al tiempo que espera negociar acuerdos comerciales con la Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido y Canadá, él y sus aliados están impulsando un conjunto de proyectos de ley que permitirían una mayor deforestación y socavarían el derecho de los pueblos indígenas sobre sus territorios», ha dicho.
«Pocos creían en las falsas promesas de Bolsonaro de reducir en un 10% la deforestación. Mientras su gobierno sigue debilitando la capacidad de las agencias ambientales para hacer cumplir la ley, por tercer año consecutivo se vuelve a recurrir a las fuerzas armadas para investigar delitos ambientales, una estrategia que ha demostrado ser ineficaz», continua Mazzetti.
En este sentido, ha advertido de que «si el Senado brasileño aprueba la ley de acaparadores de tierras, el colapso de la Amazonía se precipitará, destruyéndose partes de la selva tropical que son clave para prevenir los peores escenarios de emergencias climáticas y de biodiversidad».
Cada año, Greenpeace Brasil sobrevuela el Amazonas para monitorear la deforestación y los incendios forestales sobre alertas del sistema Deter (Sistema de Detección de Deforestación en Tiempo Real) y Prodes (Proyecto de Monitoreo Satelital de la Amazonia Brasileña), además de puntos de calor notificados por el Inpe (Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales), en los estados de Amazonas, Rondônia, Mato Grosso y Pará.
En un sobrevuelo realizado en la última semana de julio, Greenpeace localizó incendios en varias zonas afectadas por la deforestación, incluida una zona deforestada que abarcaba 2.716 hectáreas (equivalente a 3.888 campos de fútbol). Es de esperar que estas áreas parcialmente taladas ardan en las próximas semanas, cuando la vegetación restante se vuelva más seca y más susceptible al fuego.

Por Europa Press Fuente: América Economía
——–
Incendios forestales afectan a más de 4 millones de hectáreas en Rusia

Los incendios forestales afectan en Rusia a día de hoy una superficie de algo más de 4 millones de hectáreas, según datos ofrecidos por Avialesojrana, la agencia federal rusa de vigilancia aérea de bosques. La mayoría de los incendios forestales activos, 172 de 257, se concentra en la república de Yakutia, en el extremo oriente de Rusia, la mayor entidad federada del país, con una superficie de poco más de 3 millones de kilómetros cuadrados. De acuerdo con Avialesojrana, en Yakutia los fuegos abarcan casi 3,9 millones de hectáreas. Solo en 1,44 millones de ellas se trabaja activamente en la extinción de los mismos.

La legislación rusa establece que se pueden suspender los trabajos para sofocar incendios forestales en zonas remotas o de difícil accesos en caso de que no representen peligro para poblados e infraestructuras económicas y el coste de su extinción supere los daños que puedan causar. La humareda de los incendios forestales en Yakutia se ha extendido por todo el extremo oriente de Rusia.

Especialmente, el humo se ha dirigido hacia la vecina región de Krasnoyarsk. La escasa visibilidad obligó hoy a retrasar 27 vuelos desde o con destino al aeropuerto Emeliánovo, de la ciudad de Krasnoyarsk, capital de la región homónima, informó la agencia Interfax. El Departamento de Emergencia de Krasnoyarsk señaló en un comunicado que ayer, martes, se registraron niveles excesivos de humo en 896 ciudades y aldeas de la región. Además, también informó de que en su capital olía a quemado. Según Avialesojrana, desde comienzos de año en Rusia se han registrado 11.878 incendios forestales que han arrasado 8.336.302 hectáreas. Estos datos no incluyen la superficie dañada por los fuegos activos.

Fuente: Yakutia (Rusia) EFE/EPA/MINISTRY OF NATURE PROTECTION OF YAKUTIA HANDOUTEFEVerde
——-
El gigantesco incendio de California ya ha quemado más de 550 viviendas

El gigantesco incendio activo desde hace cuatro semanas en el noreste de California (EE.UU.) ya ha destruido más de 550 viviendas, y los bomberos solo lo tienen contenido en un 30 %, informaron este miércoles las autoridades. Hasta el momento, el incendio Dixie, bautizado así por el nombre de la carretera de montaña junto a la que se inició, lleva calcinadas 202.700 hectáreas, según los últimos datos del Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Cal Fire).

El fuego, que arrasa desde el pasado 14 de julio una zona montañosa cercana al Parque Nacional Lassen, ya es el segundo más grande jamás registrado en la historia del estado, únicamente superado por el August Complex del año pasado, aunque ese incendio fue resultado de 38 fuegos distintos en la misma área.
Más de 1.000 construcciones quemadas

De acuerdo a los datos más actualizados de Cal Fire, las llamas han carbonizado más de 1.000 construcciones humanas, de las que 555 son casas, 131 son locales comerciales y el resto se consideran “estructuras menores”, como torres de vigilancia, cobertizos, etc. Pese a sus grandes dimensiones y su capacidad destructora (Dixie es el decimoquinto incendio que más construcciones ha arrasado en la historia reciente del estado), por el momento no hay que lamentar víctimas mortales. En su último informe, Cal Fire explicó que los fuertes vientos de las últimas horas, así como el aumento de las temperaturas y la caída de la humedad, han dificultado las tareas de extinción de los bomberos. No obstante, la contención de las llamas ha avanzado ligeramente, pasando del 25 % del martes al 30 % actual.
El fuego arrasó un pueblo entero
La semana pasada, Dixie prácticamente arrasó por completo Greenville, una pequeña población de algo más de mil habitantes ubicada en el condado de Plumas.
La investigación sobre la causa del incendio todavía sigue abierta y la principal hipótesis con la que se trabaja es la de un fallo en la red eléctrica.
La documentación entregada a la Comisión Pública de Suministros de California indica que un operario de la compañía PG&E se encontraba reparando un problema en una línea eléctrica cuando observó cómo los fusibles en mal estado en lo alto de una torre habían iniciado un fuego en el sotobosque. PG&E (como se conoce popularmente a Pacific Gas & Electric) es la mayor empresa proveedora de electricidad en EE.UU., y suministra energía a prácticamente la totalidad de la población del centro y el norte de California.
Paradise revive la pesadilla
El fuego trae los peores recuerdos a los vecinos de la cercana Paradise, una ciudad que fue arrasada en 2018 por el incendio más mortífero de la historia de California, en el que murieron 85 personas y que también se inició por un fallo en una línea de PG&E. Las altas temperaturas y la falta de lluvia en los últimos meses han adelantado significativamente la temporada de incendios este año en California, que normalmente es entre septiembre y noviembre, pero que en 2021 empezó ya en junio. Fuera de California, en el vecino estado de Oregón, los bomberos tienen ya prácticamente contenido del todo el incendio conocido como Bootleg, que fue declarado tras la caída de un rayo el pasado 6 de julio en la zona boscosa de Winema-Fremont.
Las llamas calcinaron 167.000 hectáreas a lo largo de varias semanas, pero en estos momento se encuentra contenido ya en un 98 %.

Fuente:Blog del Proyecto Lemu

Comenta aquí