Mundo

Afganistán: siete muertos en una nueva jornada de violencia en el aeropuerto de Kabul

En un nuevo día de caos y violencia alrededor del aeropuerto de Kabul, siete ciudadanos afganos murieron intentando escapar del país y de los talibanesDesde la toma de la capital de Afganistán el domingo pasado, la milicia fundamentalista dejó el aeropuerto Hamid Karzai en manos de Estados Unidos, al que ahora acusa de haber «fracasado en imponer el orden». Las calles que van hacia el aeródromo están controladas por los talibanes, que realizan disparos al aire y golpean a la gente con palos y látigos para tratar de frenar a la multitud. En tanto, numerosas familias esperan amontonadas entre los alambres de púa que separan a los insurgentes de las tropas estadounidenses.

Desde Washington el presidente Joe Biden continúa defendiendo la retirada militar de Afganistán y no piensa mover una coma del esquema de evacuación original, mientras que la Unión Europea (UE) considera «imposible» evacuar a todos de aquí a la fecha límite del 31 de agosto. Por ese motivo el ministerio de Defensa británico promueve una prórroga en la retirada de las tropas estadounidenses. Para «garantizar las evacuaciones seguras y prevenir una crisis humanitaria» los dirigentes del G7 mantendrán una reunión virtual el martes, anunció el primer ministro británico Boris Johnson, quien actualmente preside el grupo.

«Deshidratados y aterrorizados»

«Nuestro sentido pésame a las familias de los siete afganos que desgraciadamente murieron entre la multitud en Kabul», señaló este domingo el ministerio de Defensa del Reino Unido en un comunicado. «Las condiciones en el lugar son extremadamente difíciles, pero hacemos todo lo posible para gestionar la situación de la manera más segura posible», agregó la cartera. El gobierno de Boris Johnson fue el encargado de confirmar la cifra de víctimas fatales en la capital afgana.

El canal de noticias británico Sky News había difundido el sábado imágenes de al menos tres cuerpos cubiertos con lona blanca fuera del aeropuerto y su periodista en el terreno, Stuart Ramsay, dijo que la gente estaba siendo aplastada mientras otros yacían «deshidratados y aterrorizados». Eran las últimas imágenes de la desesperación que se vive en el territorio afgano luego de la difusión del video de un bebé entregado a un soldado sobre un muro en el aeropuerto y las escenas de terror de personas colgadas de aviones en pleno despegue. Pero este domingo se sumó a la dramática serie de hechos una mujer afgana que dio a luz en un avión de la Fuerza Aérea estadounidense que se dirigía a la base de Ramstein en Alemania.

Aunque el movimiento talibán se esfuerza en prometer una versión más amable de su brutal régimen de 1996 a 2001, miles de afganos aterrorizados continúan tratando de huir del país a través del aeropuerto. Un periodista que fue evacuado este domingo explicó a la agencia AFP cómo las multitudes desesperadas rodearon el colectivo en el que se transportaba por Kabul. «Nos enseñaban sus pasaportes y nos gritaban: ‘¡Llévennos con ustedes, por favor!'», explicó el trabajador de prensa, quien agregó: «Un combatiente talibán en un camión disparó al aire para dispersarlos».

Extender el plazo para la evacuación

Frente a la crisis en las inmediaciones del aeropuerto, el gobierno británico pidió que se prolongue el plazo para la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán que está estipulada para el próximo 31 de agosto. El ministro de Defensa de Reino Unido, Ben Wallace, declaró al diario Mail on Sunday que «ninguna nación podrá evacuar a todo el mundo» de Afganistán antes de la retirada del ejército de Estados Unidos.

El jefe de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, también se metió en la discusión con el Pentágono al advertir: «Ellos quieren evacuar a 60 mil personas de aquí a fin de mes. Es matemáticamente imposible». El presidente Joe Biden dijo este domingo que 33 mil personas fueron evacuadas desde el inicio de las operaciones el pasado 14 de agosto. Además 18 aviones civiles de American Airlines, Atlas, Delta, Omni, Hawaiian y United ayudarán a docenas de naves de carga militares que participan del operativo.

Entre los ya evacuados hay una afgana que dio a luz en un avión cuando estaba a punto de aterrizar en una base militar en Alemania. La madre y la niña se encuentran en buen estado, dijo la fuerza aérea estadounidense. La mujer volaba el sábado desde una base del Pentágono en Medio Oriente hacia la base militar de Estados Unidos en Ramstein, Alemania, cuando empezó a sentir contracciones y «complicaciones». El comandante de la nave «decidió descender en altitud para aumentar la presión dentro del avión, lo que permitió salvar la vida de la madre», agregó el Air Mobility Command, uno de los comandos principales de la fuerza aérea estadounidense.

Ayuda humanitaria de Unicef y la OMS

En medio de un escenario cada vez más inquietante en la región, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidieron este domingo un puente aéreo a Kabul para «entregar medicamentos y otros suministros que salvan vidas». Si bien en los últimos días el foco estuvo puesto sobre las grandes operaciones aéreas para evacuar personas, Afganistán ya «representaba la tercera operación humanitaria más grande del mundo con más de 18 millones de personas que necesitaban ayuda» previo a la conquista talibán del domingo pasado.

«A medida que aumentan las necesidades humanitarias en Afganistán, la capacidad para responder a dichas necesidades está disminuyendo rápidamente», lamentaron en un comunicado conjunto el director regional de Unicef para el sur de Asia, George Laryea-Adjei, y el director regional de la OMS para el Mediterráneo oriental, Ahmed al Mandhari.

Fuente:Págia12

Comenta aquí