Política

Tras el reclamo de López Murphy, Juntos por el Cambio llegó a un acuerdo para cambiar el reglamento interno en la ciudad de Buenos Aires

En la cuenta regresiva de las PASO, los partidos que integran Juntos por el Cambio en la ciudad de Buenos Aires llegaron a un acuerdo que evitará el escenario sobre el que advirtió Ricardo López Murphy: que el precandidato de Republicanos Unidos quede afuera de la lista definitiva o lejos de los lugares expectables, aunque obtenga muchos votos, como consecuencia de la aplicación de la Ley de Paridad de Género, que obliga a intercalar hombres y mujeres en la nómina.

Según lo pactado esta tarde, se incorpora una adenda al reglamento de integración de listas “para garantizar la mejor representación de las opciones políticas en el marco de la ley de paridad de género y alternancia”. De esta forma, “la integración de las listas minoritarias que pasen el piso establecido se realizará respetando el orden de los candidatos que integran esa lista”.

“Todos los partidos ratificaron su compromiso con la unidad de Juntos por el Cambio en la Ciudad y el objetivo de contribuir a la mejor representación política de los vecinos de la Ciudad para la elección general de noviembre”, sostiene el texto difundido luego de alcanzarse el acuerdo.

Quien lideró las negociaciones fue Fernando Straface, jefe de campaña de Vidal, quien había sido el encargado de liderar las tratativas para sumar nuevos socios y lograr la ampliación del espacio.

La adenda en el reglamento interno de JxC será un alivio electoral para María Eugenia VidalLa adenda en el reglamento interno de JxC será un alivio electoral para María Eugenia Vidal

Si bien el reglamento electoral fue analizado y firmado por todos los partidos que integran JxC en Capital, López Murphy pidió una adenda para que la lista definitiva de candidatos que participará de las elecciones del 14 de noviembre “no cambie el sentido del voto” de los porteños.

“Si ese reglamento trastoca la voluntad de la ciudadanía, no es viable políticamente”, dijo el precandidato de Republicanos Unidos a LN+, para quien “políticamente no es posible: no se puede votar una cosa y que salga otra, eso se va a tener que corregir”.

Una postura distinta mantenía el precandidato a diputado de Adelante Ciudad, Adolfo Rubinstein, la otra lista que competirá en las primarias de JxC contra la nómina López Murphy y la de Juntos Podemos Más, de Vidal. “No estaba al tanto del reglamento interno y hay que sostener la paridad de género. Más allá de eso, puede haber cierto ruido si el que encabeza una lista es de un género u otro y queda el del género opuesto, pero la ley es la ley”, destacó a Infobae.

De acuerdo con el reglamento interno de JxC, aprobado por los partidos que participarán de las PASO porteñas, las listas que logren un mínimo del 15% de los votos de la interna integrarán la lista definitiva mediante la aplicación del sistema D’Hondt, pero deberá aplicarse la Ley 27.412 de Paridad de Género.

Adolfo Rubinstein, candidato de Adelante CiudadAdolfo Rubinstein, candidato de Adelante Ciudad

Esa norma, sancionada en 2017, estableció que las listas de aspirantes a diputado, senador y parlamentario del Mercosur “deben integrarse ubicando de manera intercalada a mujeres y varones desde el/la primer/a candidato/a titular hasta el/la último/a candidato/a suplente”.

Como efecto de esta combinación, según alertaron en Republicanos Unidos, si un precandidato quedaba ubicado mediante la instrumentación del D’Hondt en un lugar de la lista que debe ocupar alguien del otro género, debería ser reemplazado por quien le sigue en la nómina.

Si López Murphy obtenía el domingo próximo más del 50% de los votos, no iba a existir ningún problema, pero por debajo de esa cifra, que es el escenario considerado más probable, el “Bulldog” podría quedar lejos de los lugares expectantes de la lista para las elecciones del 14 de noviembre porque, por la alternancia de géneros, sería reemplazado por Sandra Pitta, la segunda de su nómina.

Fernando Straface, jefe de campaña de María Eugenia VidalFernando Straface, jefe de campaña de María Eugenia Vidal

Según los cálculos de los asesores de Republicanos Unidos, si el domingo lograba entre 17% y 20% de los votos, en la lista entraría Pitta en el quinto lugar; entre el 21% y el 22%, López Murphy iría al cuarto lugar; entre 23% y 25%, el ex ministro como cuarto y Gustavo Lazzari en el octavo puesto; entre el 26% y el 28%, Pitta tercera y María Eugenia Talerico, séptima; entre el 29% y 33%, Pitta tercera y López Murphy, en el sexto lugar, y a partir del 34%, López Murphy iría en el segundo lugar.

Esta fórmula compleja podía convertirse en un dilema para Vidal en caso de que el precandidato de Republicanos Unidos obtuviera el domingo un buen porcentaje de votos, pero no quedara ubicado en los primeros lugares de la lista definitiva. Esos votantes de López Murphy, enrolados en el electorado duro de la Ciudad, podrían no sentirse fielmente representados por la nómina de Juntos Podemos Más que competirá en noviembre contra el kirchnerismo y fugarse hacia Javier Milei, por ejemplo.

La adenda reclamada por López Murphy, y a la que se resistía el oficialismo porteño, pacificará las primarias en Juntos por el Cambio de la Ciudad, pero no evitará que cada lista siga el escrutinio por separado. Vidal estará en Costa Salguero; López Murphy, en su oficina y Rubinstein, en un hotel céntrico. A diferencia del acuerdo bonaerense, que unificará el búnker de Diego Santilli y de Facundo Manes, las tres listas porteñas coincidirán en Costa Salguero cuando los resultados estén definidos.

Fuente:Infobae

Comenta aquí