IgualdadSociedad

Costanera Sur: comienza la audiencia pública por las torres de lujo

Con una masiva participación ciudadana, este viernes comienza en la Legislatura la audiencia pública por el barrio de torres de lujo que el Grupo IRSA busca construir en Costanera Sur con el impulso del Gobierno de la Ciudad. A lo largo de tres semanas, más de 2600 oradores y oradoras expondrán sus posturas para luego dar paso a la segunda lectura de la norma a la que el oficialismo porteño ya le dio primera aprobación. Frente al megaproyecto inmobiliario que incluye torres de hasta 145 metros de altura en las 71 hectáreas costeras de la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors, la oposición y las organizaciones ambientales apuestan a replicar la histórica experiencia de la audiencia por Costa Salguero, cuando el 98 por ciento de los expositores se manifestaron contra la privatización del acceso al río.

Fueron 2593 ciudadanos y ciudadanas los que se inscribieron para sentar posición ante el barrio de lujo proyectado en Costanera Sur. A ese número se le suman 23 funcionarios, comuneros y especialistas que abrirán el debate este viernes a las 14 horas. La primera de las jornadas, que se podrán ver por el canal de YouTube de la Legislatura, tendrá como expositor inicial al secretario de Desarrollo Urbano, Álvaro García Resta, principal impulsor del proyecto por parte del GCBA.

 

Luego de los funcionarios oficialistas, tomarán la palabra comuneros y comuneras del Frente de Todos (FdT) como María Paz Carreira Griot, Fernando Moya, Luciana Grossi y Julián Cappa. Finalizadas las 23 exposiciones, será el turno de los casi 2600 ciudadanos y ciudadanas, inscriptos como representantes de organizaciones ambientales, como legisladores, especialistas, o simplemente como vecinos y vecinas interesadas. El debate se extenderá por catorce jornadas hasta el 8 de noviembre y, terminada la audiencia, el proyecto volverá al recinto.

“La audiencia pública permitirá, como la de Costa Salguero, visibilizar lo que los especialistas, ciudadanos y la oposición venimos diciendo. Existen innumerables razones ambientales, como el impacto negativo para mitigar el cambio climático, el perjuicio sobre el río y la impermeabilización de un humedal con su impacto sobre futuras inundaciones en el Barrio Rodrigo Bueno«, dijo a Página 12 el legislador Matías Barroetaveña (FdT). El «Convenio Urbanístico» entre el GCBA y el Grupo IRSA prevé la construcción de un barrio de 71 hectáreas en Costanera Sur. Con una capacidad constructiva de 895 mil metros cuadrados y torres de hasta 145 metros, los edificios se levantarían frente al Barrio Rodrigo Bueno y a la Reserva Ecológicahumedal protegido internacionalmente como sitio Ramsar. 

En este sentido, Jonatan Baldiviezo, titular del Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC), primero en la lista para intervenir por parte de los vecinos y vecinas, recordó que el convenio «se firmó sin producir el Estudio Diagnóstico y la Evaluación de Impacto Ambiental que exige el Plan Urbano Ambiental. El ‘estudio técnico’ que justifica un nuevo barrio porteño lujoso en plena costanera tan sólo tiene 18 páginas». María Eva Koutsovitis, coordinadora de la Cátedra de Ingeniería Comunitaria (CIC), que también expondrá, precisó que con el proyecto «van a modificarse la circulación de los vientos, el escurrimiento superficial y subsuperficial de las aguas, las condiciones de asoleamiento y van a generarse importantes impactos sonoros. Esto va a impactar en la calidad del aire, en el aumento de inundaciones y la temperatura, y va a poner en riesgo la biodiversidad que habita en la Reserva».

Baldiviezo confirmó a este diario que las dos organizaciones, junto con la Defensoría de Laburantes, presentaron una acción judicial para solicitar que se presenten los estudios ya que, aseguran, la falta de los estudios «resulta violatoria del derecho político a participar en la audiencia pública de manera informada y del derecho de acceso a la información ambiental de manera clara y oportuna». «El 19 de agosto se votó la primera lectura con una mayoría inferior a lo que establece la Constitución, agravada de dos tercios. La acumulación de ilegalidades y la recuperación de la Costanera Sur serán el eje de la gran mayoría de las personas que intervengan”, agregó Baldiviezo.

Por su parte, Alejo Caivano, de La Defensoría de Laburantes, que también participará de la primera jornada, sostuvo que «el modelo de ciudad pone los intereses del mercado, del extractivismo y de la especulación inmobiliaria por sobre las necesidades de les habitantes y la sustentabilidad del territorio», y añadió que la audiencia permitirá dar lugar «a todas las voces que la Legislatura no tiene en cuenta a la hora de tomar decisiones». «El impacto habitacional también es negativo, construir para la especulación inmobiliaria producirá una alta vacancia como en Puerto Madero, que está ocupado en un 38 por ciento», subrayó Barroetaveña, que recordó que desde el FdT proponen recuperar el predio «como espacio verde y fomentar el uso deportivo original, por el cual fue cedido de forma gratuita por la ciudad».

Fuente:Página12

Comenta aquí