Economía

El Gobierno reactiva el diálogo tripartito

El Gobierno Nacional formalizó para este jueves por la mañana la convocatoria al Consejo Económico y Social, una instancia de coordinación entre el sector publico, privado, movimientos sociales y los sindicatos, que encabeza el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz. Más allá del rótulo de la conversación, se trata de un gesto político del oficialismo que revive una instancia de articulación con diferentes sectores de poder. Una interlocución que caracterizó a la primera parte del Gobierno de Alberto Fernández en la pre pandemia y los primeros meses de instalada la COVID 19.

Hace unas horas, el secretario de Béliz envió a los más de 30 consejeros un correo electrónico invitando a un desayuno que, según supo Página I12, será de modalidad mixta, parte presencial y parte virtual, y con agenda abierta. Naturalmente, se centrará en el objetivo de pensar la recuperación económica para el mediano plazo, pero es además una señal política del Gobierno luego de las legislativas: un relanzamiento de la gestión que vuelve a las bases de sentar a la mesa a actores sociales. El dato no es menor cuando la oposición mayoritaria, Juntos por el Cambio, ya avisó que no será parte de una convocatoria oficial para charlar temas estructurales.

Entre los presentes el jueves estarán, por caso, el ex titular de la Unión Industrial (UIA), Miguel Acevedo; Carlos Achettoni, titular de Federación Agraria; Sergio Kauffman, de la empresa Accenture (uno de los 4 ceos de multinacionales que cenaron hace unos días en Olivos con Fernández y el ministro Martín Guzmán); el líder de CGT, Héctor Daer; Esteban «Gringo» Castro, de la UTEP; Marcelo Fernández, titular de CGERA; José Martins, presidente del Consejo Agroindustrial; además de otros sindicalistas de relevancia como Hugo Moyano, Sergio Palazzo (La Bancaria) y Hugo Yasky (CTA).

Fuentes cercanas a Béliz aseguraron a este diario que la idea es un temario de mediano plazo. Nunca, al menos hasta ahora, se puso sobre la mesa que en la próxima reunión del Consejo se debatirá el proyecto de Plan Plurianual que el Gobierno enviará al Congreso en diciembre, y que es un preludio del acuerdo final con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Cerca del ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguran que los temas van por carriles paralelos. Si bien es cierto que en las dos últimas semanas tanto el Presidente Alberto Fernández como el ministro tuvieron reuniones con ceos para lograr respaldos para negociar un acuerdo de deuda que no trabe el crecimiento, la dinámica del Consejo Económico no está pensada a tales fines.

La instancia del Consejo fue, incluso, un reclamo de los sectores empresarios, que ven a la mesa como una posibilidad de sostener una dinámica de diálogo con el poder central con cierta periodicidad y en la que se permiten plantear cuestiones que salen de la coyuntura urgente. Con esa herramienta, el Gobierno logró articular con rubros variados de la economía, con todos dirigentes y dirigentas de peso específico fuerte en esas actividades. La Casa Rosada corre allí con una ventaja: el nivel de conocimiento histórico que hay entre Béliz y buena parte del poder económico. De hecho, aún cuando no sesionaba el Consejo, la mayoría de los empresarios seguían hablando con el secretario y carreteando en las charlas hasta que volviera a darse la instancia de manera oficial.

Fuente:Página12

Comenta aquí