Mundo

Covid-19: más países adoptan restricciones ante la llegada de la variante Omicron

La nueva variante del coronavirus, Omicron, sigue extendiéndose por el mundo tras trece casos detectados en Países Bajos y dos en Australia, y llevó a a Israel a cerrar sus fronteras a los ciudadanos extranjeros. El gobierno del Reino Unido, en tanto, confirmó las primeras medidas que tomará para frenar la propagación de la variante Omicron, que incluyen barbijos, test PCR al regresar del extranjero y acelerar la dosis de refuerzo de la vacunaLos suizos aprobaron este domingo en un referéndum la ley que permite instaurar el pasaporte covid en el país en plena quinta ola de covid-19. Con más de cinco millones de fallecidos en todo el mundo desde que se declaró la pandemia en 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideró la nueva variante, detectada la semana pasada, como «preocupante».

Israel: cierre de fronteras

Israel se convertirá, a partir del lunes, en el primer país del mundo en cerrar sus fronteras por completo a los extranjeros para prevenir la expansión de la variante Omicron, además de imponer cuarentena obligatoria para los ciudadanos israelíes que regresen al país. Israel confirmó hasta el momento un contagio con Omicron (una mujer israelí que regresó la semana pasada de Malawi) y tiene otros doce sospechosos a la espera de ser verificados, también viajeros procedentes de África.

Esta «estricta» medida, que estará en vigor durante dos semanas a la espera del desarrollo de la nueva variante, pretende «mantener a Israel protegido del exterior y abierto a nivel interno», dijo el primer ministro Naftali Bennett, quien destacó que pese a «no ser un paso fácil» es algo «necesario y temporal».

Bennett, que desde que asumió el poder en junio apostó por mantener la economía abierta con limitaciones internas ligeras, pidió «paciencia y disciplina» a la población y aseguró que el Ejecutivo «revisa la situación todos los días» para «ajustar los pasos y restricciones».

Además de cerrar los aeropuertos a vuelos internacionales de todo el mundo, el gabinete interministerial del coronavirus decidió reestablecer la vigilancia por parte de los servicios de inteligencia de los contagiados que regresen del exterior, con el polémico rastreo de sus celulares para garantizar que cumplen la cuarentena. También impuso otras restricciones internas como la reducción de 100 a 50 del número de personas que se pueden reunir en actos públicos, lo que afectará a los eventos de la festividad de Janucá, una de las más relevantes del calendario judío que arrancaban en la tarde del domingo.

Reino Unido: tapabocas obligatorio

Por su parte, el ministro de Sanidad del Reino Unido, Sajid Javid, dijo a los medios que los barbijos volverán a ser obligatorios en los comercios y el transporte público, aunque no en la hostelería, en Inglaterra a partir del martes. Ese día también se espera que empiece a exigirse una prueba PCR, y no de antígenos, durante los dos primeros días de estancia en el país.

También se requerirá desde el lunes que el personal y los alumnos en edad de secundaria lleven tapabocas en las áreas comunes de los colegios ingleses, indicó el ministerio de Educación. Las naciones de Escocia y Gales e Irlanda del Norte ya aplican la normativa sobre el barbijo, mientras que Inglaterra (el territorio más poblado, con 56 de 67 millones de habitantes que tiene el Reino Unido) había eliminado todas las restricciones sociales el pasado mes de julio.

En declaraciones a la BBC, Javid reveló además que se agilizará la administración de la dosis de refuerzo de la vacuna para que un mayor número de ciudadanos puedan recibirla «antes de lo previsto». Las autoridades sanitarias han detectado hasta el momento tres contagios con la variante Omicron, todos vinculados a viajes desde el sur de África, donde inicialmente se detectó este tipo.

Un total de diez países africanos se incluyen desde este domingo en la lista roja británica de destinos de máximo riesgo, de los que no se puede viajar al Reino Unido, salvo nacionales o residentes británicos, que deben confinarse en un hotel designado, pagando los costos. Estos son Sudáfrica, Namibia, Zimbabue, Botsuana, Lesotho, Eswatini, Angola, Mozambique, Malaui y Zambia.

Suiza: aprobación del pasaporte covid

En Suiza, la población aprobó a través de un referéndum una ley que impone un certificado especial de covid-19 que permite el acceso a eventos públicos y otras reuniones sólo a quienes se hayan aplicado la vacuna o recuperado del coronavirus, o tengan una prueba negativa. Según resultados finales y tal como anticipaban los sondeos, una amplia mayoría de los votantes, un 62 por ciento, dio su «sí» a la ley, informó la autoridad electoral del país europeo.

La participación, de alrededor del 65 por ciento, fue la cuarta más elevada desde que se introdujera el sufragio femenino en 1971, en un país donde la media es del 46 por ciento en este tipo de consulta. Como señal de inusuales tensiones en Suiza, la policía bloqueó la plaza frente a la sede del gobierno y del Parlamento en la ciudad capital de Berna, a la espera de unas manifestaciones opositoras que terminaron siendo escasas.

Los suizos también aprobaron con más del 60 por ciento una iniciativa popular relativa a los cuidados de enfermería, solicitando a la Confederación que garantice una «remuneración adecuada» para quienes realizan servicios asistenciales. Estas votaciones se produjeron cuando Suiza, como otros países, experimenta un brote de infecciones de covid-19 desde mediados de octubre debido a la variante Delta.

A diferencia de otras naciones en la misma situación, el gobierno se ha negado hasta ahora a endurecer medidas, argumentando que la ocupación de las camas en cuidados intensivos por pacientes con coronavirus es relativamente baja hasta la fecha (20 por ciento). Sin embargo, el gobierno instó a los cantones a adoptar medidas y pidió a la población que respete las medidas sanitarias básicas.

Europa y el resto del mundo, en alerta

En Europa, la llegada de la variante Omicron ocurre en medio de un rebrote del coronavirus, sobre todo entre no vacunados, y un endurecimiento de medidas para intentar contenerlo. En los Países Bajos, las autoridades sanitarias anunciaron el domingo que trece pasajeros procedentes de Sudáfrica que dieron positivo por covid-19 a su llegada a Ámsterdam el viernes portan la variante Omicron. Y podría haber más casos ya que, en total, se detectaron 61 positivos por coronavirus. Por su parte, Dinamarca anunció dos casos de contagiados con la nueva cepa en pasajeros procedentes de Sudáfrica.

Francia aún no detectó la variante pero su ministro de Salud, Olivier Véran, dijo que «es probable que ya haya casos en circulación» en el país. A varios kilómetros de distancia, autoridades sanitarias de Estados Unidos dijeron que era posible que la variante ya estuviera en el país sin haber sido aún detectada. Y en Australia, las autoridades dijeron que los dos primeros casos positivos de la cepa Omicron estaban entre un grupo de 14 personas que llegaron a Sidney el sábado desde el sur de África. Los dos eran asintomáticos y estaban vacunados contra la covid-19, mientras que los otros 12 fueron puestos en cuarentena.

Aunque aún se sabe poco sobre la nueva variante además de que es altamente transmisible, científicos temen que pueda ser resistente a la protección que dan las vacunas y que haga que la pandemia dure más de lo que se anticipaba. No obstante, una médica y científica sudafricana que fue una de sus descubridoras y que trató a una treintena de pacientes infectados con la mutación, Angelique Coetzee, dijo que hasta ahora los casos dieron cuadros clínicos «leves» que no han requerido hospitalización.

Fuente:Página12

Comenta aquí