Cultura

«Il nostro Papa», un viaje a las raíces de Jorge Bergoglio

Nunca se había hecho una película que reflejara con tanta precisión los orígenes del Papa Francisco. Hasta ahora, porque el docuficción Il nostro Papa (Nuestro Papa), dirigido por los italianos Marco Spagnoli y Tiziana Lupi, es un viaje a las raíces de Jorge Bergoglio y refleja la naturaleza de inmigrante de la familia del pontífice. El film combina imágenes históricas, entrevistas, memorias del recorrido de Jorge Mario Bergoglio y de su Papado. Cuenta con material de archivo del Instituto Luce, de los archivos vaticanos y de la Fundación Ansaldo, entre otros. Basado en el libro Il Nostro Papa, de la codirectora Tiziana Lupi, el largometraje tendrá una función especial este miércoles 8 de diciembre a las 17 en el Cine Gaumont. Y será en memoria de Antonio Cervi el productor ítalo-franco-argentino de la película, que falleció el 20 octubre de este año.

Antonio Cervi había dicho unas palabras sobre el film que quedarán para el recuerdo: «Esta historia personal no dista de muchas historias, de los miles y miles de inmigrantes de ayer y de hoy que surcan el mundo en busca de un mañana. Por tal motivo y coincidencia me parece oportuno tomar como ejemplo la historia de la familia Bergoglio, y así poder hablar de la crisis humanitaria que atraviesan los pueblos en guerra, como así también del interés manifiesto que demuestra la política de su santidad el Papa Francisco, recientemente expuesta en la isla de Lampedusa con la crisis migratoria. Jorge Bergoglio resulta ser una de esas personas que merece ser conocida por muchos, ya que su ejemplo de vida es apasionante. Es necesario dar a luz una historia humana que nos conmueva y nos haga pensar en la posibilidad de un cambio, tanto de los que emprendemos esta realización como la de los espectadores. Quise comprometerme desde un principio con esta historia que no mira a otros lados, sino que revela la crisis humanitaria de tantos refugiados”.

El documental ficcionado relata la historia de un joven actor (Iago García) que cubre las actividades humanitarias del Papa Francisco en la isla de Lampedusa, Sicilia, donde llegan los barcos de refugiados. Conmovido por la acción del Papa, decide iniciar una investigación de campo sobre los inmigrantes, tomando a la familia de Jorge Bergoglio -inmigrantes en Argentina desde los años 20- como eje de la historia, para así hablar de la crisis humanitaria por la que atraviesan los pueblos en guerra y las serias dificultades que conlleva ser hoy un inmigrante. Todo parte de Génova, lugar desde donde embarcaron miles de italianos hacia la Argentina. Esta historia es narrada por Massimo Minella, historiador especializado en las migraciones desde Italia hacia Argentina entre el siglo XIX y el XX. Al llegar a la Argentina, el actor se topa con un periodista argentino -interpretado por Guillermo Auterio-, que lo lleva a conocer el Hotel de Inmigrantes, sitios importantes en la vida del actual Papa y le explica diversos aspectos de lo que vivió en la Argentina. Del final no conviene anticipar mucho, sólo que alcanza un alto pico de emotividad cuando se escucha la entrañable voz de Silvia Iriondo cantando música andina.

Guillermo Auterio cuenta cómo llegó al proyecto. «Soy actor, hace trece años que empecé a hacer teatro, tengo 66 años. Yo era muy amigo de Antonio Cervi. El me había ido a ver en una obra de teatro y le gustó cómo actué», comenta Auterio en diálogo con Página/12. Un día, Cervi le dijo a Auterio: «Guillermo, ya vamos a hacer algo juntos». Y en 2018, lo llamó y le comentó: «Voy a producir una película sobre el Papa y tengo un puesto para que trabajes en ella ¿Querés?». «Le dije que sí y al mes me mandó el texto de la obra. La leí y así fue cómo me convocó», recuerda Auterio.

-¿Qué significa en lo personal participar en una película que refleja parte de la vida del Papa Francisco?

-Como muchas cosas que hago de teatro, no había visto la película. No me gusta verme. Recién la vi ayer a la noche. Y la verdad es que me conmovió, más allá de que ya había leído el libro. Pero intervenir en una obra sobre el Papa, la verdad es que a mí particularmente me conmueve por la figura que representa el Papa. Siempre las primeras figuras son controvertidas, más allá de cada uno. Yo no soy de esas personas que critican lo que hacen las personas que son descollantes o que ocupan un lugar alto ya sea en la Iglesia, en la política… Por algo están ahí. Entonces, verme atravesado por la película, recorrer los lugares donde él vivió acá en Buenos Aires, ya en su momento fue muy fuerte para mí.

-¿Qué le parece su pontificado?

-Particularmente hablar sobre o criticar al pontificado del Papa Francisco, uno por ahí lo hace a la distancia sin tener en cuenta el contexto donde está puesto él, o el contexto del mundo donde fue puesto para tratar de cambiar un poco todo lo que es la Iglesia. Yo lo que veo de este Papa -y que me gusta- es que se vuelca mucho a los pobres. O sea que por ahí uno antes no lo vio en otros Papas o no vio en la Iglesia esa vocación de servicio. Y, además, uno ve la trayectoria de Francisco en su vida personal, cómo llegó acá, y la verdad es que despierta admiración su persona. Y el hecho de que Italia se preocupe o tenga la idea de hacer una película sobre el Papa Francisco es importante. Te muestra que, más allá de lo que se pueda decir de él en el país, en el exterior tiene una buena imagen y lo respetan mucho. Me parece que nosotros tenemos que aprender a respetar a nuestras figuras de primer nivel, los que nos representan y vemos que hacen cosas por los otros.

-¿Cree que el viaje que hizo el Papa a Lampedusa marcó un antes y un después en la mirada de la Iglesia sobre la crisis humanitaria de los refugiados?

-No tengo una idea acabada de eso, pero pienso que de la visión del Papa, qué él transmitió a la Iglesia, creo que sí. No sé si cambió, pero en la mente no me entra que esa situación de los refugiados no pueda estar presente en ninguno. Entonces, realmente no sé si cambió la visión de la Iglesia, pero pienso que el Papa con respecto al tema de los refugiados hace mucho hincapié en eso y demuestra su preocupación.

-¿Cree que es el Papa más sensible a la problemática de los migrantes?

 

-Realmente no estoy en condiciones de decirlo a partir de la actividad que desarrollaron los otros Papas, si tuvieron o dieron más importancia al tema de los refugiados. El tema de los refugiados existió toda la vida, durante el último tiempo está en boca de todos y es mucho más conocido y se ve mucho más por el éxodo de gente de Asia o de Africa hacia Europa. Lo que pasa es que ahora con la actividad de este Papa pareciera que está más a flor de piel.

Il nostro Papa

Fuente:Página12

Comentarios (24)

Comenta aquí