Política

Presupuesto 2022: Una apuesta a la obra pública para reactivar la economía

Round 2 en la Comisión de Presupuesto y Finanzas de la Cámara de Diputados. Luego de la visita de Martín Guzmán, ayer llegó el turno del ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, la jefa de Gabinete del Ministerio de Salud, Sonia Tarragona, y el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, quienes expusieron y respondieron preguntas sobre los principales lineamientos del Presupuesto 2022. Fueron siete horas y media de trabajo casi ininterrumpido en las que les funcionaries brindaron detalles sobre las partidas destinadas a infraestructura, salud y transporte para el año que viene, cuando se presupone que continuará la pandemia (y sus consecuencias sociales, económicas y sanitarias). El plato fuerte fue la exposición de Katopodis, quien aseguró que la obra pública aumentará un 78 por ciento con respecto al 2021 y que este crecimiento será «la palanca de la recuperación del país». Por fuera de unos pocos cruces, la jornada terminó sin grandes tensiones y con la expectativa de conseguir dictamen hoy para, finalmente, tratar el proyecto mañana en el recinto de la Cámara de Diputados.

Pasadas las 11 de la mañana, Katopodis fue el responsable de abrir la ronda de exposiciones de funcionaries nacionales para la defensa del Presupuesto 2022. «Si hay un nombre que tiene este Presupuesto, y en especial el que refiere a obra pública, es el de la reconstrucción: la obra pública y la infraestructura son los pilares para reconstruir la Argentina que queremos, que sin duda necesita de más rutas, obras de saneamiento, vivienda y hospitales a lo largo y ancho del país», comenzó el ministro, que detalló que el plan de infraestructura pública para el año que viene contempla la ejecución de 3 mil obras en todo el país con un criterio de «priorización» basado en «indicadores objetivos como la población y las necesidades básicas insatisfechas». En ese punto, el ministro resaltó que aún hoy, en 2021, existen unas 8 millones de personas que no tienen agua y unas 20 millones que no tienen cloacas y que «hacía allí estaría focalizada gran parte de la inversión».

El proyecto contempla un incremento del 78 por ciento de inversión en obra pública comparando con el 2021, pasando de una partida de 339 mil millones a una de 603 mil millones. «La inversión en obra pública, en ningún aspecto y en ninguna condición de negociación en el cumplimiento de nuestras obligaciones con los acreedores externos, se negocia», advirtió, haciendo referencia a las discusiones con el FMI, y agregó: «Es una decisión del Presidente llevar adelante una de las inversiones en obra pública más importante de la historia de nuestro país y garantizar que se ejecute de manera transparente». Según indicó Katopodis, habrá cuatro ejes que definen la agenda de inversión: conectividad e infraestructura vial; gestión integral recursos hídricos; infraestructura rural y urbana; infraestructura social del cuidado.

Uno de los momentos más picantes del debate se produjo cuando fue el turno de hablar de la ejecución de las obras durante la presidencia de Mauricio Macri. «Cuando llegamos al ministerio había aproximadamente 318 obras, de las cuales el 70 por ciento estaban paralizadas por falta de pago«, indicó el ministro, quien aseguró que el Gobierno tenía el reto de «terminar toda la obra pública que se realiza en la Argentina». «En realidad cuando nosotros asumimos había muchísimas obras paradas, por no decir el 100 por ciento», retrucó la diputada radical correntina Ingrid Jetter, quien también aprovechó para solicitar obras puntuales para su provincia, como ya es costumbre en estos debates. Lo mismo hicieron varios diputades de Córdoba, Jujuy, Misiones y Buenos Aires: pedidos que funcionarán como moneda de cambio a la hora de buscar avales para aprobar el presupuesto el recinto.

Salud y Transporte

Luego, fue turno del Ministerio de Salud. Originalmente iba a exponer la ministra Carla Vizzotti, pero a último momento fue reemplazada por la jefa de Gabinete, Sonia Tarragona, quien comenzó explicando que el plan de trabajo para el 2022 partiría de cinco ejes centrales: asistencia de personas con covid y de quienes padecen sus secuelas; ejecución de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo; ejecución de la Ley de los Mil Días; cumplimiento políticas incluidas en la Ley de Equidad de Género; la agenda estratégica de Salud Digital. «El Ministerio de Salud duplicó su presupuesto en 2021 y a la fecha lleva ejecutado el 86 por ciento, con la idea de que para el 31 de diciembre se ejecute el 98 por ciento», explicó Tarragona, quien también se refirió a las gestiones para la adquisición de vacunas contra el covid para el año que viene. «Hemos previsto que la pandemia se extienda en 2022 al margen de cuál sea la variante», advirtió.

Finalmente, el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, realizó una presentación pormenorizada de las partidas proyectadas para el 2022, que comprenden un total de 237 mil millones de pesos. Además de precisar que «la gran apuesta para el 2022» era implementar la SUBE en todo el país, Guerrera y su equipo se refirieron largamente a uno de los temas que más les quita el sueño a los gobernadores: los subsidios al transporte. El Fondo Compensador Interior, que en el proyecto aparece con 27 mil millones de pesos, está siendo discutido con varios referentes provinciales que buscan modificar el monto antes del debate en la Cámara de Diputados.

Fuente:Página12

Comenta aquí