Cultura

“El libro de Boba Fett”: el regreso del mercenario

Las páginas de El libro de Boba Fett (estreno el miércoles por Disney+) comenzaron a escribirse hace un largo tiempo. Más que en una galaxia muy muy lejana, su origen ficcional y el real es preciso y bien documentado. Y si algo ha caracterizado su historia es la capacidad de escape por los aires junto al halo de misterio detrás de su carcaza de Beskar. Desde sus días como juguete fallido de la marca Kenner (reliquia mítica de los coleccionistas) hasta su primera aparición en el especial navideño de Star Wars en 1978. Mercenario estimado por Darth Vader, digerido por un Sarlacc en El regreso del Jedi. El clon mandaloriano, el hijo del infame Jango Fett, dueño de una estampa imponente y hermética gracias a su armadura, posee un trasfondo espeso aunque lleno de agujeros narrativos que la serie con su nombre intentará responder.

El proyecto sigue a Boba Fett (Temuera Morrison), quien junto a Fennec Shand (Ming-Na Wen) busca reconstruir el sindicato criminal que le había pertenecido a Jabba the Hutt. Es decir, la trama se ubica en los hechos posteriores a la trilogía original y a The Mandalorian (comparte equipo creativo). La imagen del sujeto sentado en el trono del alienígena con forma de baba es bastante elocuente de los propósitos de la nueva ficción. Mientras que la del cazarecompensas se configuraba dentro del western y la pareja dispareja, esta entrega reposa sobre los tropos gangsteriles. “Les haré una propuesta que los beneficiará a todos”, dice Boba Fett cual capo mafia en esa tierra desértica y llena de rufianes llamada Tatooine. Entre tránsfugas y negociados, también se le dará bastante lugar a la raza de los Twi’lek –cabeza de cola- hasta aquí presentados como consiglieris o damas de compañía. No son argumentos ni figuras demasiado nobles como los Jedi. El libro de Boba Fett, más bien, apunta a desentrañar el lado taimado de la fuerza.

Por años se pensó que el final de Boba Fett había sido en el estómago de la fosa de Carkoon. Así que además de las tensiones propias de la construcción de su imperio, se tendrá que explicar cómo es que pudo salvarse de la criatura que podía tardar mil años en digerir su alimento. Para Jon Favreau y Robert Rodríguez –ambos productores ejecutivos del proyecto, el segundo también director-, El libro de Boba Fett muestra una faceta diferente de quien hasta ahora había cumplido encargos al mejor postor. ¿Sólo diplomacia y fuerza bruta? ¿Villano simpático o antihéroe de varias capas del personaje? Algo de esos grises se habían desarrollado en The Mandalorian, donde el combatiente y la asesina a sueldo terminaron peleando del lado de Din Djarin (Pedro Pascal).

Como buen producto de la franquicia, se estima que El libro de Boba Fett interactuará con The Mandalorian –con tercera temporada confirmada- y posiblemente sorprenderá con alguna clave de las futuras producciones seriadas con el logo de Lucasfilm (Cassian AndorObi-Wan KenobiEl Acólito y Ahsoka Tano). Otro tanto pasa por la encarnación del actor neozelandés que le puso cara al semblante metálico. “Alguien señaló que Boba Fett ha estado atrapado en este único lugar, y ahora es el momento de retroceder en el tiempo, ver su viaje y descubrir más sobre él. La gran ventaja para mí fue que no lo habíamos visto hacer mucho. Y junto con Robert Rodríguez pudimos presentarlo de una manera dinámica, traerlo de regreso a lo que ya se vio en The Mandalorian”, dijo el intérprete que hace gala de la misma presencia y brío desde El amor y la furia (Lee Tamahori; 1994). Es tiempo de que su criatura gobierne en las arenas movedizas de Tatooine. A prepararse para una omertá intergaláctica.

Programados

* ¡Nudistas y expedicionarios, uníos! Habrá una versión local de Supervivencia al extremo y Discovery Latin America abrió una convocatoria para ser parte del proyecto. Quienes quieran participar podrán inscribirse a través del sitio web Discovery.com hasta finales de febrero.

* Star+ anunció el comienzo del rodaje de How To Be a Carioca, serie que llegará a la plataforma de streaming en 2022. La ficción cuenta con la dirección creativa de Carlos Saldanha (RioLa Era de Hielo) y está basada en un bestseller dedicado a la “cidade maravilhosa”. En cada episodio, un extranjero vivirá una aventura por sus calles y playas asistido por un “carioca de pura cepa” interpretado por Seu Jorge (Ciudad de Dios). Uno de los capítulos tendrá su vena argentina gracias la participación de Verónica Llinás y Andrea Frigerio.

* HBO estrenará el próximo 9 de enero la segunda temporada de The Righteous Gemstones. La sátira se centra en una familia de telepredicadores en la que manda el pecado. Está protagonizada por Danny McBride, John Goodman, Edi Patterson y Adam Devine. Se trata del tercer proyecto de McBride para la señal tras la buena recepción de Vice Principals y Eastbound & Down. La continuación encuentra a la familia Gemstone amenazada por extraños del pasado que desean destruir su imperio. “Los tipos jodidos son mucho más interesantes que los buenos. Están más cerca de lo que las personas realmente son”, declaró McBride.

El personaje

 

Emily Cooper de Emily in Paris (Lilly Collins). La Carrie Bradshaw centennial en sus andanzas por la ciudad luz. Dejó su Chicago natal para mudarse a un edificio histórico en Place de l’Estrapade, usar boina, comer delicias en boulangeries, criticar a los parisinos, desconocer el idioma local y tener amoríos “oh la la”. Irritante, descortés y malcriada, la serie se convirtió en el mejor ejemplo del hate watching. Amelie, entre tanto, afila la guillotina.

Fuente:Página12

Comenta aquí