Economía

GAS: Segmentación sí, tarifazo no

La comisión de usuarios del Enargas, que integran 21 entidades de consumidores, rechazó el aumento de tarifas propuesto por las empresas. En el marco de las audiencias públicas, la comisión propuso segmentar los subsidios y no aumentar las tarifas.

La comisión de usuarios rechazó el aumento solicitado por las Transportistas (80 por ciento) y Distribuidoras de Gas Natural (entre el 76 por ciento y el 119 por ciento ), ya que estos aumentos serían sumados al resultado de la Audiencia convocada por la Secretaría de Energía para el 31 de enero, en la que se planteará reducir el subsidio que el Estado nacional otorga a la demanda prioritaria – usuarios residenciales y comerciales – en el costo del gas natural incluido en la tarifa. Ese valor es 7 pesos promedio por metro cúbico; la reducción del subsidio podría elevar ese costo a 10,50 pesos.

«Este conjunto de medidas provocaría un incremento de la tarifa que oscilaría entre un 30 y un 40 por ciento», explica el documento que se presentó en la audiencia.

«Los aumentos exorbitantes de las tarifas de gas natural aplicados entre 2016 y 2019, sumados al cimbronazo económico provocado por la pandemia del Covid 19, no dejan hoy margen para un aumento de tarifas sin comprometer el derecho a la vida digna de los y las usuarios/as», afirman desde la comisión de usuarios.

Sin embargo, días atrás, el secretario de Energía, Darío Martínez, confirmó que la corrección tarifaria será del 20 por ciento en las facturas de energía eléctrica y gas para la generalidad de los usuarios.

«El sector empresarial está exigiendo un gran aumento de las tarifas, pero creemos que el gobierno nacional tiene que seguir cuidando el bolsillo de los y las argentinas que en su gran mayoría siguen padeciendo las consecuencias de una política energética que los llevó a la necesidad de elegir entre pagar las facturas de servicios públicos o comprar alimentos», expuso Hector Polino, en nombre de los consumidores.

Desde la comisión plantearon que debido a la situación laboral, que pese a la mejoría verificada en 2021 todavía no se ha recuperado plenamente, y el sobreendeudamiento de las familias, un aumento tarifario podría entorpecer la reactivación económica.

“La reactivación económica debe ser acompañada por políticas energéticas y tarifarias que prioricen los derechos de usuarios y usuarias garantizando el acceso a los servicios públicos a través de tarifas justas, razonables y asequibles. En este contexto es que sostenemos que, hoy por hoy, no hay margen para aumentar las tarifas”, menciona el documento.

«Cuál sería el resultado de un nuevo aumento de tarifas del gas natural, teniendo en cuenta que con las tarifas congeladas en 2021, la deuda de los usuarios finales con las empresas distribuidoras llegaba a 20.973 millones de pesos, a febrero de 2021, y 3.186.888 clientes estaban en situación de morosidad, según informó el Jefe de Gabinete al Senado de la Nación, de junio de 2021», agregó.

Polino recordó la importancia de la segmentación tarifaria, “el tratamiento igualitario con respecto a usuarios y usuarias que se encuentran en diferentes realidades sociales, ambientales y de accesibilidad a otros bienes y servicios en nuestra sociedad es sin duda un factor que agrava la desigualdad. El camino hacia un sistema de servicios públicos más justo es aquel que atienda en la mayor medida posible a las particularidades socioeconómicas y necesidades de los usuarios/as de los servicios públicos en forma diferenciada» .

Sin embargo, ante la no implementación de la segmentación tarifaria, la comisión propuso recuperar el descuento que ofreció la Tarifa Social en su primera etapa de aplicación, donde contemplaba una reducción del valor final de la factura del 40 por ciento; con la modificación dispuesta en 2018, se minimizó a un 15 por ciento.

Fuente:Página12

Comenta aquí