Cultura

Fiesta del Teatro de la ciudad de Buenos Aires

Celebrar el arte en verano. Una vez más. Eso propone el Instituto Nacional del Teatro (INT) a través de su representación en la Ciudad de Buenos Aires. En cogestión con el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, el organismo organiza la Fiesta del Teatro de CABA 2021-2022, que se llevará a cabo desde este viernes hasta el 27 de febrero. Dedicado al fomento de la actividad en todo el país, el INT, pilar fundamental para el sector en tiempos de pandemia, continúa estimulando la circulación del teatro. Se trata de un encuentro que no sólo busca generar un espacio de acercamiento entre el público y la escena, sino que representa una política que defiende el derecho a la cultura y, fundamentalmente, el de ver teatro.

Desde la organización explican que la fiesta tiene como misión “generar un espacio de encuentro anual y festivo para propiciar el intercambio de saberes, necesidades y experiencias de formación, y compartir sus producciones con el público”. Para Julieta Alfonso, representante del INT en CABA, esta fiesta aporta, principalmente, “el fomento a la actividad teatral y el reconocimiento al esfuerzo de elencos, directores/as, dramaturgos/as y grupos de trabajo, quienes demuestran día a día su compromiso con el teatro independiente”. Y agrega: “siempre esperamos que sirvan como incentivo tanto para la actividad como para el público, y que todo lo que se da alrededor de un festival haga sinergia con el movimiento teatral”.

De 126 postulaciones que se presentaron en la convocatoria del INT, el jurado integrado por Cristina Moreira, Florencia Aroldi y Sandra Franzen fue el encargado de seleccionar los 12 espectáculos que participarán de la Fiesta del Teatro de CABA. Ellas mismas serán quienes luego deberán elegir a los 3 espectáculos que representarán a la Ciudad de Buenos Aires en la próxima edición de la Fiesta Nacional del Teatro, que organiza el mismo instituto. El criterio, según cuenta Aroldi, fue el de conformar un mosaico que refleje y contenga la mayor cantidad de públicos posibles. “Se trató de una decisión difícil, dado que todas las obras que se presentaron son de un nivel de excelencia con un gran compromiso por parte de nuestra comunidad artística”, sostiene.

La fiesta se iniciará a las 20 con la obra Precoz de Ariana Harwicz y dirección de Lorena Vega. El sábado, también a las 20, se presentará Como una vaca mirando un tren, con dramaturgia y dirección de Natalia Villamil, mientras que el domingo a las 19 se podrá ver El ultimo Bandoneonista, con dramaturgia de Luis Longhi y dirección de Rubén Pires. La semana próxima seguirá con Olvídate del matadero, bajo supervisión dramatúrgica de Mauricio Kartun y dirección de Pablo Finamore y Claudio Martínez Bel (sábado 12 a las 20) y Ana y Wiwi, con dramaturgia y dirección de Lorena Romanin (domingo 13 a las 19). Luego continuará con Los secretos, escrita y dirigida por Juan Andrés Romanazzi (viernes 18 a las 20); La casa oscura, un show documental sobre la salud mental de Mariela Asensio y Maruja Bustamante y dirección de Paola Luttini (sábado 19 a las 20); Ganso, escrita y dirigida por Guido Losantos (domingo 20 a las 19); Ojo de Pombero, de autoría y dirección de Toto Castiñeiras (jueves 24 a las 19); Bailan las almas en llantas, con dramaturgia y dirección Pilar Ruiz (viernes 25 a las 20); y Sueño, de Emiliano Oscar Dionisi (sábado 26 a las 20). La propuesta terminará el domingo 27 a las 19 con La Voluntad, con dramaturgia Eva Halac y dirección Hernán Márquez. Todas obras que representan variadas propuestas estéticas y poéticas, que incluyen desde musicales hasta espectáculos para las infancias y unipersonales, por mencionar sólo algunos.

Si bien las fiestas del INT suelen realizarse en cogestión con distintas instituciones, una de las particularidades de este año es que, por primera vez en la historia de este encuentro, será el Conti el anfitrión de toda la programación. Desde su creación en 2008, el centro cultural funcionó de forma gratuita como un espacio de difusión y promoción de la cultura y los derechos humanos, resignificando lo que antes fue un lugar emblemático de privación, exclusión y muerte. Siempre con la premisa de que el arte problematiza desde lo poético y brinda otras miradas sobre la historia.

“En esta oportunidad, como representante del INT en CABA me pareció interesante que la fiesta esté centralizada en un mismo espacio a modo de evento y que ese lugar sea justamente el Conti por lo que implica simbólicamente”, detalla Alfonso. Para ella, “el teatro, al igual toda actividad cultural, siempre estuvo ligado al ejercicio de defender y recuperar la memoria. El movimiento teatral tuvo un compromiso muy fuerte contra la dictadura y con el reclamo de Memoria, Verdad y Justicia”.

En ese sentido, Lola Berthet, directora del Conti, complementa: “toda obra que se realiza en el centro cultural tiene un peso específico y un significado propio, ya que todos sabemos que es un espacio de promoción y difusión de la cultura donde el eje principal es el arte y la memoria”. Por todo eso, realizar la fiesta de CABA en el Conti adquiere una significación destacable. “A mí como directora me enorgullece que sea sede única de la fiesta, ya que nos va a permitir generar un espacio de encuentro y propiciar un intercambio de saberes, experiencias y formación”.

Además, al haber un convenio entre el INT y el Conti, Alfonso considera “sumamente importante continuar fortaleciendo los vínculos existentes entre ambas instituciones para generar nuevas articulaciones y trabajar en forma conjunta por el fomento de la actividad”.

El rol del Estado

Desde la gestión, los festivales se celebran porque son semillas que siempre son necesarias sembrar y multiplicar. Y si bien la actividad teatral es y fue un sector muy golpeado por la precarización que profundizó la pandemia, existió un acompañamiento del INT en forma conjunta con el Ministerio de Cultura de la Nación, a través de distintos apoyos de emergencia. “Esos apoyos nos han permitido evitar que la catástrofe fuera demoledora”, asegura Alfonso. “Se ha podido asistir a la actividad para poder sobrevivir estos dos años. Recordemos que un grupo estable que se desarma o una sala que cierra son años y años de inversión pública y privada que se desperdician. Dentro de lo que fue esta tragedia mundial, se pudo resistir”. Sin embargo, aclara, “ahora viene también un tiempo difícil en el que hay que impulsar mucho la producción e incentivar la vuelta del público al teatro y reactivar el sector porque se está viendo que la recuperación es lenta”. Y sentencia: “desde el Estado tendremos que estar ahí para seguir sosteniendo al teatro independiente que tanto prestigio le ha aportado a la Ciudad de Buenos Aires en particular y a la Argentina en general”.

Por su parte, Berthet, a pesar de haber empezado a trabajar como directora del Conti en enero de 2020 y tener una gestión signada por la pandemia, destaca como fundamentales la presencia de becas y subsidios del Estado. En lo que a su gestión respecta celebra haber hecho “un trabajo enorme” para poder sostener el espacio. “Al comienzo de la pandemia nos trasladamos a una nueva articulación que fueron las redes, los conversatorios, pero nunca dejamos de ofrecer arte, memoria y cultura al pueblo. Estamos generando una gestión con muchas aristas maravillosas, siempre con la finalidad de seguir construyendo memoria colectiva”.

 

Las entradas para la Fiesta Provincial CABA son gratuitas, pero con reserva previa ingresando a centroculturalconti.jus.gob.

Fuente:Página12

Comenta aquí