Política

Acuerdo con el FMI: El oficialismo acepta modificar el proyecto de ley para sumar votos opositores

Oficialismo y oposición intensificaron las negociaciones en busca de un acuerdo para que gran parte del abanico opositor acompañe la aprobación del acuerdo del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para refinanciar la deuda de 45 mil millones de dólares tomada por Mauricio Macri. El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, se reunió con los representantes de los tres principales bloques de Juntos por el Cambio: los legisladores del PRO, la UCR y la CC volvieron a plantear cambios en el articulado del proyecto del Ejecutivo con la idea de respaldar la financiación de la deuda sin tener que acompañar el programa económico que se pactó con el FMI. “Así es invotable”, advirtieron con un dejo de amenaza los popes del interbloque de JxC ante las dificultades del Frente de Todos para sumar voluntades a favor del acuerdo. Massa, que encabeza las negociaciones, buscaba sondear las posturas del resto de los bloques opositores en contacto directo con Alberto Fernández para analizar el cuadro de situación y terminar de definir la estrategia legislativa. A última hora del martes, el oficialismo abrió la posibilidad de modificar el proyecto si se logran unificar posturas alrededor de un mismo texto para llevar al recinto y si JxC garantiza su voto a favor.

La primera reunión

El desfile de expositores ante el plenario de las comisiones de Presupuesto y de Finanzas de Diputados culminó y aceleró el tiempo de definiciones. Mientras dirigentes sindicales plantaban postura ante los diputados en el Anexo de la Cámara baja, y mientras el acuerdo recibía también el respaldo de los gobernadores, Massa recibía poco antes del mediodía en su despacho del Palacio Legislativo a los popes del interbloque de JxC: Mario Negri (UCR), Juan Manuel López (CC) y el vicepresidente de la comisión de Presupuesto, Luciano Laspina (PRO), que reemplazó al jefe del bloque macrista, Cristian Ritondo, quien prefirió viajar hasta la ExpoAgro. Tampoco fue de la partida el jefe de la bancada del FdT, Germán Martínez, que siguió de cerca el plenario de comisiones.

La reunión duró una hora. Allí, los diputados de JxC insistieron en cambiar el articulado del proyecto porque –aseguraron– están “dispuestos a aprobar el financiamiento” pero “no el programa económico”. Algo que hasta ahora el ministro de Economía, Martín Guzmán, no acepta, porque considera que son partes de un mismo acuerdo. “No hay ningún motivo jurídico, económico y político para que el Congreso tenga que aprobar la política económica del Gobierno», dijeron los legisladores opositores, y entonces fue que remarcaron que “así el proyecto en invotable”.

Los tres borradores

De todas maneras, los diputados JxC deslizaron sobre la mesa tres posibles modificaciones para acompañar el acuerdo de financiación con el FMI, aunque todas sujetas al acuerdo al que arribe la conducción nacional de la alianza opositora.

Poco después desde el interbloque de JxC salieron a desmentir que hubieran presentado tres “borradores” alternativos al oficialismo. De todas maneras, los textos ya circulaban en el plenario de comisiones en busca de adhesiones y de unificar las posturas opositoras. Al proyecto enviado por el Gobierno se la habían sumado alternativas propuestas por la UCR, la CC y el PRO, además de otra que hacían circular los diputados del cordobesismo, que responde al gobernador Juan Schiaretti.

Desde su despacho, Massa agitó su computadora y su celular para dialogar con los bloques opositores. La agenda incluía conversaciones con Alejandro “Topo” Rodríguez (el lavagnista que preside el Interbloque Federal, donde confluyen cordobesistas y socialistas santafesinos), Luis Di Giacomo (Todos Somos Ríos Negro e integrante del interbloque Provincias Unidas) y Rodrigo di Loredo (preside el bloque del radicalismo disidente Evolución Radical, parte de JxC).

Los cambios posibles

A todos ellos Massa les trasmitió la posibilidad que el oficialismo abra las puertas a la modificación del proyecto siempre y cuando se alcance un texto unificado para llevar al recinto. “Es una cuestión institucional que excede a todos los gobiernos y que busca evitar el default”, dijo Massa a sus interlocutores y les aseguró que su trabajo “es conciliar la postura de todos los actores”. Todo en contacto directo con el Presidente.

Las negociaciones tampoco se interrumpieron con JxC. Durante la tarde, en la reunión de la mesa chica del interbloque opositor volvieron a dialogar tres veces con Massa. Allí le propusieron al presidente de la Cámara baja la idea de un proyecto de un solo artículo que “avale el financiamiento y los plazos del acuerdo con el FMI”. Para acercar posiciones, también se planteó incorporar al texto que “se faculta al Gobierno a coordinar metas con el FMI”, sin que signifique el aval al plan económico que acordó Guzmán. Massa dejó la puerta abierta a la consulta.

Este miércoles por la mañana volverá a reunirse la mesa chica del interbloque opositor para pulir la propuesta que acercarían al oficialismo. Por la tarde, la mesa nacional de la alianza opositora se reunirá por Zoom para definir qué harán. Por lo que la oferta deberá pasar el filtro de un conjunto de dirigentes que profesan opiniones contrapuestas.

 

En ese escenario, el plenario de comisiones previsto para las 11.30 del miércoles, con el propósito de discutir el dictamen que se llevará al recinto, podría pasar a un cuarto intermedio hasta que las propuestas estén más claras. Entre las cuestiones que se analizan está también la idea de acotar la lista de oradores y evitar confrontaciones discursivas que hagan naufragar la posibilidad de algún acuerdo. Nada está cerrado.

Fuente:Página12

Comenta aquí