Política

Un Milagro que nadie puede parar en las calles

«El gobernador Gerardo Morales está apostando a profundizar la criminalización de la protesta social. A quien se manifiesta en las calles los llama de delincuentes», aseguró a PáginaI12 el diputado nacional jujeño, Alejandro Vilca. Las organizaciones sociales jujeñas, junto a organismos de derechos humanos, se concentrarán este lunes a las 10 frente a la gobernación para reclamar la liberación de Sebastián Copello y Juan Manuel Chorolque, dirigentes del Frente Unidad Piquetera, detenidos en la semana por orden judicial por los supuestos delitos de «entorpecimiento de transportes y servicios” y “desobediencia a la autoridad“, después de participar en manifestaciones en reclamo de fondos para los comedores sociales. Existe expectativa sobre lo que ocurra durante el lunes. Si la Justicia de Jujuy no libera a los detenidos, las organizaciones podrían volver a la calle.

«Nadie puede decir que en Jujuy hay una justicia independiente. Responde directamente al gobernador», aseguró Vilca denunciando la «falta de garantías para manifestarse libremente» en territorio jujeño. La detención de Copello, dirigente del Polo Obrero, y de Chorolque, dirigente del Movimiento Teresa Rodríguez-12 de abril, en sus respectivas casas, por orden judicial, sacudió nuevamente el escenario en una provincia que ya cuenta con presos políticos como la líder de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala, encarcelada desde hace seis años con cargos vinculados directamente a la protesta social. «Morales se muestra como un demócrata a favor del diálogo a nivel nacional por sus aspiraciones presidenciales, pero en la provincia gobierna con puño de hierro», agregó el legislador nacional del Frente de Izquierda.

Copello y Chorolque fueron detenidos por orden del juez Rodolfo Fernández. La Policía los fue a buscar a sus domicilios, que fueron allanados y secuestró los teléfonos celulares personales de ambos. En la investigación judicial fueron imputados por el fiscal Diego Funes por «entorpecimiento de transportes y servicios» y «desobediencia a la autoridad», luego de haber participado en las movilizaciones del 3 y el 30 de marzo en reclamo de fondos para los comedores populares. La movilización del 3 de marzo terminó con una represión policial en la que quince manifestantes fueron demorados, de los que siete quedaron detenidos. La represión y detención de dirigentes y manifestantes derivó en una movilización para la liberación de los detenidos, y el 30 de marzo se les impusieron multas por contravenciones.

La agrupación Tupac Amaru, que tiene a su líder Milagro Sala encarcelada por encabezar la protesta social en la provincia, también salió a rechazar los sucesos. Desde la Tupac señalaron: «Lo que sucede en Jujuy no es más que el agravamiento de lo que denunciamos en enero de 2016 cuando detuvieron a Milagro Sala. Ese era sólo el primer paso para lo que se vive en Jujuy desde que asumió Gerardo Morales, la cada vez más intensa criminalización de la protesta y la falta de Estado de derecho.» A su vez señalaron que no podían quedarse callados «frente a tan grave violación a la Constitución Nacional y a nuestra democracia. Protestar frente a salarios de hambre, frente a la desocupación, frente a un déficit fiscal del 300 por ciento, con un 83,3 por ciento de pérdida salarial y una deuda provincial de 197 mil millones de pesos es nuestro derecho». La organización vinculada al kirchnerismo apuntó que «ahora detuvieron a integrantes del Polo Obrero sólo por el hecho de haberse manifestado; también amenazaron con detener a nuestro compañero Nando Acosta, de la CTA T de Jujuy y así lo seguirán haciendo porque no tienen respuestas para el pueblo y el único objetivo es que se resigne frente a estas condiciones inaceptables».

Las organizaciones sociales jujeñas convocaron a una conferencia de prensa este lunes frente a la gobernación a las 10. Allí estarán acompañados por representantes de organismos de derechos humanos y legisladores nacionales con quienes reclamarán la liberación de los dirigentes detenidos. «El proyecto de Morales excluye a la mayoría del pueblo jujeño», afirmó la ex diputada del FIT, Natalia Morales, y adelantó que en la concentración en la Plaza Belgrano, solicitarán al gobernador Morales una audiencia.

Fuente:Página12

Comenta aquí