Medio Ambiente

Científicos piden a la ONU abandonar la ideología del «desarrollo sostenible»

«La gente sufrirá más si los profesionales se engañan sobre el desarrollo sostenible”: Una carta firmada por 100 cientìficos, pide a los delegados de la Plataforma Mundial para la Reducción del Riesgo de Desastres de la ONU que abandonen el concepto de desarrollo sostenible, debido a los 30 años de fracaso demostrado por su lealtad al capitalismo global. La lista completa de firmantes sigue a la carta. La información de fondo sobre la Advertencia de los Académicos Internacionales sobre la interrupción y el colapso de la sociedad está disponible aquí: https://jembendell.com/2021/03/05/launching-a-scholars-warning-initiative/

Por Jem Bendell

La carta:
El aumento mundial de los daños causados por el caos medioambiental provocado por el ser humano exige una reorientación urgente de la ayuda y la cooperación internacionales.
Las Naciones Unidas han informado de un progreso inexistente en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) sobre la reducción de la pobreza y la destrucción del medio ambiente. Como miembros de universidades e institutos de investigación de todo el mundo, sabemos que el Secretario General de la ONU, António Guterres, tenía razón al afirmar que la humanidad está «retrocediendo en relación con la mayoría de los ODS». Como subrayó, incluso antes de los impactos de la respuesta a la pandemia, el «número de personas que sufren inseguridad alimentaria iba en aumento, el medio ambiente natural seguía deteriorándose a un ritmo alarmante y persistían niveles dramáticos de desigualdad en todas las regiones». Por ejemplo, el ODS 2 pretende acabar con el hambre, pero el hambre en el mundo ha aumentado desde 2014, y más de una cuarta parte de la población mundial se verá afectada por la inseguridad alimentaria moderada o grave en 2019.

 

 

Tras el fracaso en el cumplimiento de todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio, el incumplimiento de los ODS es un indicio de un problema sistémico. Si el funcionamiento de las sociedades modernas es la causa de los problemas que los ODS pretenden abordar, ¿podemos sorprendernos de que esos mismos sistemas sean incapaces de solucionarlos? Cada vez está más claro que los supuestos en los que se basan los ODS no son válidos, incluida la continua expansión económica.
Hasta ahora, puede haber sido conveniente para los políticos, los burócratas y las personas de las organizaciones que financian, mantener un mensaje optimista de que más tecnología, capital y gestión resolverán tanto la pobreza como la destrucción del medio ambiente. Sin embargo, las pruebas de los propios informes de la ONU muestran claramente que eso no es más que un mito conveniente, y que miles de millones de personas estarían mejor cuidadas por un análisis más sobrio del empeoramiento de la situación.

 

 

No hay que ignorar décadas de fracaso. Al acercarse el 30º aniversario de la Cumbre de la Tierra de Río, pedimos públicamente a la ONU que abandone la ideología redundante e inútil del Desarrollo Sostenible. En su lugar, permitir que las comunidades sean más resilientes a nivel local debe convertirse en un principio central y transversal para la cooperación internacional. La adaptación justa y dirigida localmente a las perturbaciones debe complementarse con intentos de transición a nuevos sistemas socioeconómicos. Esto puede implicar la relocalización de las relaciones comerciales y la producción de energía, junto con el decrecimiento equitativo de las economías ricas.
Estamos de acuerdo con la directora de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR), Mami Mizutori, en que «dar la alarma diciendo la verdad no sólo es necesario, sino crucial». Nuestro propio análisis apoya la conclusión de la Vicesecretaria General de la ONU, Amina J. Mohammed, de que el mundo está entrando en «una espiral de autodestrucción». Sin embargo, la única manera de detener la espiral es abandonar la lealtad al crecimiento económico y a las ideologías que lo acompañan, como el Desarrollo Sostenible, y replantear la cooperación internacional.
A medida que más expertos en gestión de riesgos de catástrofes abandonen la idea de que la expansión de la actividad económica es siempre una necesidad, podrían ayudar a dar forma a un marco «que sustituya al Desarrollo Sostenible», mediante el cual la elaboración de políticas reduzca los daños frente a las crecientes perturbaciones, pérdidas y daños. Por ello, durante la cumbre de la ONU sobre catástrofes, hacemos un llamamiento a todos los organismos internacionales para que ayuden a los gobiernos a adecuar todas las políticas a una mayor resiliencia y reducción de riesgos.

Fuente:Blog del Proyecto Lemu

Comentarios (26)

Comenta aquí