Mundo

Avance de Rusia en Severodonetsk

Las tropas rusas controlan «la mayor parte» de la ciudad ucraniana de Severodonetsk, un importante enclave en el Donbass, reconocieron las autoridades locales, horas después de que la Unión Europea aprobara un embargo del petróleo de Moscú. «Por desgracia, hoy (martes) los soldados rusos controlan la mayor parte de la ciudad», indicó el gobernador de Lugansk, Serguéi Gaidai, que horas antes calificó la situación de «ultracomplicada».

Cuenca minera

Las tropas ya ocupaban la mitad de la urbe, según había confirmado su alcalde, Oleksandre Striuk. «Pero la ciudad aún se defiende, aún es ucraniana y nuestros soldados la defienden», agregó en ese momento. Severodonetsk es uno de los focos de los combates en la región de Lugansk en el Donbass, cuenca minera en el este de Ucrania donde Moscú centra su ofensiva tras fracasar en el intento de tomar Kiev.

Con su vecina Lysychansk, en la otra orilla del río Donets, se sitúa a apenas 80 kilómetros de Kramatorsk, la capital administrativa del Donbass bajo control de Kiev. Ambas llevan semanas aguantando constantes bombardeos rusos. Las fuerzas de Moscú estrechan su cerco en el este de Ucrania. En Donetsk, cuatro personas murieron y siete resultaron heridos, según dijo en Telegram el gobernador regional de Donetsk, Pavlo Kyrylenko.

El martes, los ataques alcanzaron un tanque de ácido nítrico en una planta química de la ciudad, informó Gaidai. «No dejen los refugios», pidió a la población, recordando que ese compuesto «es peligroso si se inhala» y puede provocar lesiones en los pulmones o pérdida de visión. El Consejo Noruego para los Refugiados aseguró el martes que podían quedar unos 12.000 civiles en Severodonetsk, que tenía unos 100.000 habitantes antes de la guerra.

En el frente judicial, la justicia ucraniana identificó a 15.000 casos de crímenes de guerra en la región del Donbass desde el inicio de la guerra, afirmó la fiscal general ucraniana, Iryna Venediktova, en La Haya. Entre los crímenes, citó torturas, asesinatos, destrucción de infraestructura civil y traslados de personas. Horas antes, un tribunal condenó a 11 años y medio de cárcel a dos soldados rusos acusados de haber bombardeado con un lanzamisiles múltiple dos pueblos en la región de Járkov, en el noreste del país.

Más sanciones

Ante esta situación, la Unión Europea aprobó un sexto paquete de sanciones que incluye un embargo a las importaciones de petróleo y restricciones bancarias. El embargo afecta por ahora al crudo transportado por barco, lo que supone dos tercios del total importado desde Rusia, pero debería ampliarse hasta el 90 por ciento hacia finales de año.

Esta excepción temporal permitirá que Hungría siga recibiendo petróleo por oleoducto, ya que es altamente dependiente del crudo de Moscú, por lo que se oponía a un embargo total. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, afirmó que la medida servirá para cortar «una enorme fuente de financiamiento» de la «maquinaria de guerra» rusa.

Los acuerdos de la cumbre incluyen también un paquete de 9.000 millones de euros (9.630 millones de dólares) para apoyar la economía ucraniana y la exclusión de tres bancos rusos del sistema financiero internacional SWIFT. Entre estos se encuentra la mayor entidad del país, Sberbank, que el martes aseguró seguir trabajando «con normalidad».

Transición energética

La cumbre europea culmina este martes con una segunda jornada dedicada a abordar la transición energética necesaria para poder prescindir del gas ruso. Pero varios dirigentes europeos defendieron la necesidad de hacer una «pausa» respecto a las sanciones y algunos incluso excluyeron un futuro embargo al gas.

«El gas… es mucho más complicado», dijo el primer ministro belga, Alexander De Croo. «Paremos aquí por el momento y veamos el impacto» de la sexta batería de sanciones, defendió. Rusia ha cortado los envíos de gas a varios países que rechazan pagar en rublos, la moneda local. Entre ellos figuran los Países Bajos, Polonia, Bulgaria y Finlandia. Y este martes, la compañía energética danesa Ørsted anunció que el suministro de gas ruso a Dinamarca también quedará suspendido a partir del 1 de junio.

Fuente:Página12

Comenta aquí