Mundo

UCRANIA Y LA ESCALERA NUCLEAR: NUNCA ANTES EL HORIZONTE ATÓMICO ESTUVO TAN CERCA

Por Andrés Volpe

¿Ve usted factible un ataque nuclear? Preguntaba la periodista Andrea Ropero en el programa español “El Intermedio” al pensador Noam Chomsky en reciente entrevista.

Dijo Chomsky: “Cuanto más dure la guerra, cuanto más fracase Rusia en conseguir sus objetivos, tanto mayor será la probabilidad de una escalada, cada paso que da Rusia es un peldaño hacia arriba en la escalera de la escalada y desde luego si se llega al momento en que se pueda pensar en un ataque nuclear, ahí sí que el mundo está en serio peligro. Por eso es imperativo que cuanto antes pasemos a una solución negociada”.

Y lejos de esa solución negociada, el presidente ucraniano Volomir Zelenski, afirmó hace escasas horas que no participará en la próxima cumbre del G20 que se celebrará en Bali, Indonesia los próximos 15 y 16 de noviembre, en caso de que asista su par Vladímir Putin, según expresó en una rueda de prensa en Kiev. Ucrania reclamó varias veces la salida de la cumbre del G20 del Primer mandatario ruso, que ha sido invitado.

Entonces, el conflicto militar en Europa del Este cobra tintes complejos: esto no es una simple pelea de barrio, y por ahora no da señales de querer disminuir su camino hacia el infierno absoluto.

El radioactivo camino hacia Kiev

El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, puso ayer a Ucrania en la escueta lista de los países que guardan arsenal atómico. En una reunión virtual sostenida con la plana mayor de Bielorrusia, expresó que el país vecino está dispuesto a recibir dichas armas de destrucción masiva provenientes de los países que integran la OTAN y de los intentos de Kiev de “crear una bomba nuclear sucia”. Y, entre otras denuncias, Shoigú acusó a la administración ucraniana de utilizar «métodos de guerra prohibidos, incluyendo atentados terroristas, asesinatos por encargo, bombardeos con armas pesadas de la población civil, el uso de civiles en calidad de escudos humanos», dijo.

«La OTAN les da información de inteligencia, les entrega directamente las coordenadas de los objetivos, envía a sus asesores militares, surte al Ejército ucraniano con mercenarios extranjeros, lleva a cabo una guerra informativa y de sanciones en contra nuestra», dijo Shoigú. Además, el mandatario moscovita, señaló que las fuerzas militares vecinas, reciben permanentemente armamento y pertrechos de sus aliados en Europa y EEUU.

Por otro lado, el funcionario alertó: «Se crean nuevos grupos de batallones tácticos multinacionales en Bulgaria, Hungría, Rumanía y Eslovaquia. Desde febrero de 2022 el número de efectivos creció en 2,5 veces, asciende a más de 30.000 personas y podría incrementarse aún más en un futuro próximo», implicando a la OTAN en la creación de un sistema de defensa colectivo que flanquee las fronteras rusas.

¿Gran Bretaña jugando con fuego?

Moscú interpeló este jueves a Londres sobre las «consecuencias peligrosas» que podría padecer luego de los ataques contra la flota rusa en el mar Negro, y remarcó que «tales provocaciones hostiles son inaceptables y deben ser detenidas inmediatamente».

Trascendió ayer que Moscú llamará a la embajadora británica, Deborah Bronnert, para interrogarla por las supuestas pruebas de que Reino Unido está implicado en dicho ataque.

Londres desmintió varias veces estas acusaciones, retrucando al gobierno ruso de tratar de «desviar la atención» de sus supuestas derrotas militares en territorio ucraniano.

Además del atentado acontecido el sábado en Sebastopol, Rusia señala a Londres como principal autor de las explosiones que destruyeron parte de los gasoductos ubicado en el mar báltico, el Nord Stream 1 y 2, en el mes de septiembre, y que tienen como fin transportar gas desde Rusia hacia Europa.

¿La génesis del conflicto?

Este miércoles, también se dio un hecho no menor. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas rechazó una propuesta de Rusia para impulsar la creación de una comisión para que investigue la supuesta existencia de biolaboratorios de Estados Unidos en territorio ucraniano donde se manejaban materiales potenciales para la fabricación de armamento.

El jefe de las Fuerzas Armadas Rusas, Ígor Kirílov, declaró que en Ucrania fue creada una red de más de 30 laboratorios que eran dependencias del Pentágono. Según informó la agencia de noticias Sputnik, Rusia capturó en el territorio ocupado, unos documentos secretos referentes a un programa de armas bacteriológicas que EEUU estaba ejecutando en Ucrania.

Esta posible situación fue quizás en gran medida, uno de los detonantes para la incursión de Rusia en territorio ucraniano.

La coyuntura actual, entonces no suma absolutamente nada, solo agrega un par de maderos más a la fogata que está encendida muy cerca de la pólvora, coronando un clima de total desestabilización. En resumidas cuentas, una evidencia más de la guerra híbrida reinante o tercer guerra mundial no declarada formalmente, que se apoya en decisiones, de hombres como Biden (o Dios sabrá de quién) con el botón rojo a cuestas. Él y sus problemas mentales, marcan los titulares de la prensa, y esa realidad pega tristemente mucho más, que las discusiones referentes a un futuro de diálogo y entendimiento entre las naciones en disputa. Quizás este momento, de gobiernos acéfalos que mudan de mando permanentemente y de una población ligeramente adormecida, que se aqueja mucho más por la falta de calefacción, podrá ser, sin entrar en burdas exageraciones, el comienzo del fin de la historia humana.

Fuente:Antimafia

Comenta aquí